Compartir
Publicidad

Mermeladas y compotas son más saludables de lo que pensamos

Mermeladas y compotas son más saludables de lo que pensamos
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas frutas de temporada simplemente pueden consumirse en esa época del año, para el resto de temporadas existen otras soluciones de conservación como las mermeladas o las compotas. Muchas personas rehúyen este tipo de alimentos por considerarlos muy perjudiciales para la salud debido a las altas cantidades de calorías que nos brindan, por ello queremos detenernos en este tipo de alimentos y desmentir algunas creencias destacando sus cualidades.

Es cierto que para la elaboración de este tipo de alimentos se utilizan grandes cantidades de azúcares para darle ese dulzor característico y la forma de conservación para guardar el mayor número de propiedades por más largo tiempo. Pero a pesar de esto no debemos olvidar que la materia prima de estos preparados son las frutas, y que se trata de un alimento saludable que nos aporta infinidad de beneficios que no hay que pasar por alto.

En primer lugar hay que destacar que la compota o la mermelada son alimentos con un gran aporte energético para el organismo. Es cierto que no nos aportan grasas, pero sí glucosa que debemos utilizar y que nos servirá para responder a momentos de alta actividad. Por eso es un buen alimento para comenzar la jornada con fuerza o para comer en momentos en los que necesitaremos energía para correr, caminar o realizar cualquier otro tipo de deporte. Por eso puede ser un aliado para obtener energía exprés de forma saludable en el caso de los deportistas.

Además de la energía que nos brinda, no debemos olvidar que la compota y la mermelada son alimentos en los que se aprovecha toda la pulpa de la fruta, por lo que la consumiremos íntegra. En algunos casos se utiliza hasta la piel de las piezas de fruta, lo que dota a estos alimentos de altas cantidades de fibra que nos ayudarán a mantener un tránsito intestinal correcto y un organismo libre de toxinas. Además mejoraremos la absorción de las grasas en los alimentos.

Junto a esto hay que destacar el aporte vitamínico de estos alimentos. Es cierto que la mayoría de las vitaminas de la fruta se eliminan al cambiar el estado, pero algunas perduran y nos servirán, al igual que el aporte mineral que seguirá estando y recargando los electrolitos del organismo para mantener un buen estado orgánico. Por ello las compotas y mermeladas son un buen alimento para épocas en las que no encontramos determinadas frutas o como acompañamiento o postre en algunas comidas.

Imagen | seriouslygood1

En Vitonica | ¿La mermelada es tan calórica como creemos? En Vitonica | Métodos para hacer de algunas comidas prohibidas algo saludable En Vitonica | Compotas: una manera diferente de consumir fruta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio