Compartir
Publicidad

Algunos ejercicios que nos hacen arquear demasiado la espalda

Algunos ejercicios que nos hacen arquear demasiado la espalda
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi siempre cuando os enseñamos a realizar un nuevo ejercicio solemos hacer especial hincapié en lo importante que es mantener siempre la espalda recta a lo largo de la realización del mismo, ya que doblarla o inclinarnos de un lado o del otro es lo peor que podemos hacer, ya que esto nos hará sobrecargar algunas zonas de la espalda a causa de las malas posturas. Esto lo que nos puede hacer con el paso del tiempo es desembocar en una lesión. Por ello en Vitónica queremos prevenir y destacar los ejercicios en los que tendemos a doblar ligeramente la espalda.

Ante todo debemos tener en cuenta que el acto de doblar la espalda se debe a que la carga que estamos utilizando para la realización de ese ejercicio es exagerada, por ello siempre que notemos que la espalda se arquea en exceso o nos desviamos a izquierda o derecha, debemos disminuir la carga para incidir bien en la parte trabajada y así aprovechar al máximo el ejercicio que estamos haciendo. Al margen de todo esto, la espalda se puede arquear tanto a la hora de hacer ejercicios en máquina como llevándolos a cabo con peso libre.

Uno de los ejercicios en los que más solemos arquear la espalda al tratarse de una parte antagonista en el cuerpo es al hacer fondos de pecho en maquina o con peso libre. Lo que solemos hacer es arquear la espalda en exceso, apoyando todo el peso en la parte cervical y los glúteos. Algo similar ocurre cuando realizamos press militar de hombros con máquina o con peso libre, ya que es cierto que estamos sentados y tenemos un respaldo, pero la espalda la arqueamos en exceso apoyando por las cervicales y en el glúteo, como sucede cuando hacemos pectoral.

El hombro es una de las partes en las que la espalda sufre más riesgo de arquearse en exceso, ya que por norma general solemos cargar más peso del que podemos y nos apoyamos siempre en los músculos de la espalda. Cuando hacemos elevaciones frontales de hombro tanto en polea como con pesos libres solemos inclinar la espalda hacia atrás. En muchos casos, y cuando lo hacemos a una sola mano, solemos ladearnos a la izquierda o la derecha, dependiendo del lado con el que estemos trabajando.

Estos movimientos suelen ser nefastos para la espalda, ya que poco a poco y día a día podemos provocarnos trastornos y dolencias como hernias de disco, dolores crónicos de espalda, tendinitis... Pero no solo la cosa queda ahí, sino que lo peor es adquirir ese vivio y no eliminarlo pensando que el ejercicio se hace así. Por ello, y para evitarlo debemos fijarnos muy bien en como trabajamos. Ponernos a entrenar frente a un espejo nos ayudará mucho para poner remedio a esto.

Imagen | Jaime Nicolau

En Vitonica | Prohibido arquear la espalda en los ejercicios de musculación En Vitonica | El "mal del arqueo de espalda", una mala costumbre En Vitonica | Puntos a tener en cuenta para no dañar la espalda en los entrenamientos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio