Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos prácticos para prevenir lesiones en la práctica del esquí

Consejos prácticos para prevenir lesiones en la práctica del esquí
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Como dijimos el otro día el esquí es una de las prácticas deportivas con más riesgo de lesión. Con gran parte de las estaciones de esquí españolas abiertas y deseando de dar un paseo por las pistas hay una serie de consejos que se deben de llevar a cabo para evitar lesiones en este tipo de prácticas deportivas.

Una forma física adecuada es primordial para que nuestros músculos, ligamentos y huesos puedan soportar el estrés que supondrá el esquiar. Para ello, prepararse un par de meses antes con ejercicios de fortalecimiento del tren inferior y ejercicio aeróbico no vendrá nada mal.

La buena técnica nos ahorrará posiciones que dañen nuestras articulaciones. En ocasiones es mejor gastarse un poco más en un monitor que nos enseñe bien que en aprender por nuestra cuenta y lesionarnos por no saber hacer los giros o maltratar los ligamentos con posturas imposibles.

Atento al material que te agencias para subir a la Sierra. El buen mantenimiento del equipo de esquí puede evitar accidentes: fijaciones ajustadas correctamente, bastones acordes con nuestra altura, botas que no hagan rozaduras, abrigos que nos protejan del viento y del frío...

El calentamiento antes de tirarse sin pensarlo por una pista es fundamental. Además del frío que hace en la Sierra nuestro organismo no está preparado para pasar de 0 a 100 en pocos segundos. Los ejercicios de flexibilidad prepararán para los movimientos que vendrán al esquiar y lo ideal es hacer las primeras bajadas por pistas fáciles para ir poco a poco subiendo en intensidad.

Hay que esquiar fijándonos en lo que nos rodea. Muchas veces vamos a lo nuestro y no vemos que podemos colisionar con el que va delante o que hay un incidente en pista y podemos esquivarlo.

Al primer síntoma de cansancio en piernas es la señal para hacer una parada y descansar. Puedes aprovechar estas paradas para hidratarte, comer algo y estirar tus músculos. No intentes aguantar del tirón todo el día esquiando (sobre todo en los primeros días), tus músculos se resentirán y serán mucho más vulnerables a padecer lesiones.

Por supuesto las gafas y la protección solar son lo primero que te debes de poner antes de empezar a esquiar. El solo no es una broma y pasa factura.

Vía | Setrade En Vitónica | Más de la mitad de las lesiones en la nieve ocurren los primeros días

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos