Compartir
Publicidad
Publicidad

Dos nuevos casos de rabdomiólisis tras el uso de electroestimulación

Dos nuevos casos de rabdomiólisis tras el uso de electroestimulación
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En las dos últimas semanas hemos conocido dos nuevos casos de rabdomiólisis de esfuerzo tras el uso de chalecos de electroestimulación. Ambos casos han tenido lugar en Sevilla (uno en la localidad de Villaverde del Río) y ambos pacientes han tenido que ser hospitalizados tras una sesión de prueba con el chaleco electroestimulador. Podéis leer ambos casos aquí y aquí.

Estos hechos tendrían que ponernos sobre aviso frente al uso de la electroestimulación global, la cual debe estar siempre administrada por profesionales médicos o del deporte debidamente formados para ello, y que nos ofrezcan todas las garantías posibles para no poner nuestra salud en riesgo.

La rabdomiólisis de esfuerzo es una patología producida por un ejercicio demasiado intenso que puede afectar tanto a novatos como a personas entrenadas. No es una patología exclusiva de la electroestimulación, sino que puede ser causada por cualquier tipo de entrenamiento de alta intensidad: entrenamiento por intervalos, CrossFit, cualquier variedad de entrenamiento intenso.

La rabdomiólisis se produce cuando hay una destrucción del músculo, cuyas fibras pasan al torrente sanguíneo y pueden causar daños renales importantes. Sus síntomas son parecidos a los de las agujetas, pero con una intensidad mucho mayor. Uno de los síntomas más claros es que la orina se vuelve de un color mucho más oscuro del habitual.

¿Qué podemos hacer para evitar la rabdomiólisis? Conocer nuestros límites, no buscar el camino fácil ("no he ido al gimnasio en toda la semana; bueno, voy hoy y hago tres horas seguidas" es un planteamiento más común de lo que podríamos pensar), planificar el entrenamiento para ir aumentando carga y volumen de trabajo de forma progresiva y contar con profesionales que regulen la actividad son las premisas a seguir.

Los casos de rabdomiólisis tras el entrenamiento con chaleco de electroestimulación son muy llamativos porque pueden aparecer, como en los casos citados, tras una sola sesión de 10 o 20 minutos de duración. Regular la intensidad del esfuerzo en todas las disciplinas deportivas y adaptarla a nuestras necesidades y a nuestras características físicas es una de las cosas más importante a la hora de entrenar con seguridad.

Imagen | iStock
En Vitónica | Rabdomiólisis de esfuerzo: ojo a los síntomas de esta lesión derivada del ejercicio demasiado intenso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos