Compartir
Publicidad
Publicidad

El ejercicio durante una lesión deportiva

El ejercicio durante una lesión deportiva
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya hemos hablado mucho en Vitónica acerca de las diferentes lesiones que puede sufrir un deportista, su intensidad, su tratamiento y su recuperación.

En la mayoría de los casos se recomienda hacer reposo absoluto hasta que la lesión se encuentre perfectamente recuperada. Pero nunca nos hemos preguntado que sucede con nuestros músculos mientras nos mantenemos inactivos debido a la lesión.

Colleen Greene, un conocedor del tema de la Universidad de Michigan, asegura que el ejercicio puede ser beneficioso para recuperarse de una lesión.

Sin embargo, debemos tener mucho cuidado con estas afirmaciones, pues sólo un especialista puede determinar si estamos o no en condiciones de entrenar. Todo dependerá, también, del área lesionada, su severidad y el tipo de actividad que realizamos habitualmente.

El papel del ejercicio físico cobra relevancia cuando la lesión ha superado el periodo agudo caracterizado por el dolor e inflamación.

Moverse aún estando en período de recuperación tiene la finalidad de evitar la atrofia y debilitamiento de los músculos.

Si la lesión es de mayor gravedad lo aconsejable es que quién guíe los movimientos sea un fisioterapeuta o un entrenador especializado en estos casos.

Según Greene, el dolor debe ser el indicador, porque ante una incomodidad se puede seguir con los ejercicios de recuperación, pero si aparece dolor su evaluación podría estar indicando que se debe frenar e intentar con otra cosa.

El objetivo principal de la actividad física durante la recuperación de una lesión es facilitar la misma mediante el fortalecimiento de los músculos, ya que en algunos casos, el debilitamiento que la musculatura sufre durante un largo período de inmovilidad entorpece la rehabilitación que requiere de su firmeza.

Pero hay que tener mucho cuidado con este tipo de consejos, pues puede resultar peor el remedio que la enfermedad. Debemos actuar con precaución y escoger una terapia que evite que la lesión quede mal curada o que se repita, por eso, como siempre decimos, es mejor consultar con un profesional experimentado en el tema.

Antes que nada, mejor es prevenir las lesiones con períodos adecuados de calentamiento, ejercicios de enfriamiento y estiramientos.

Vía | Terra En Vitónica | Lesiones deportivas: ¿Hasta cuando duelen? En Vitónica | Cinesiterapia: Curar con el movimiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos