Compartir
Publicidad
Nueva técnica para operar lesiones de ligamento cruzado
Lesiones

Nueva técnica para operar lesiones de ligamento cruzado

Publicidad
Publicidad

Las lesiones de rodilla son bastante frecuentes en el deporte; en particular, la lesión de ligamento cruzado anterior (LCA) da para escribir libros y libros, y, de hecho, hemos hablado bastante de ese tema en Vitónica.

Ahora hablamos sobre una nueva técnica para operar algunos casos de lesión de LCA que se ha aplicado de forma pionera en España, y que consiste en reparar el propio ligamento lesionado. Veamos más sobre el tema:

La novedad: reparar, y no sustituir, el ligamento lesionado

Como ya hemos hablado, en la operación de la lesión de ligamentos cruzados lo que se hace es sustituir el ligamento lesionado por otro tejido (una plastia).

Esta plastia puede proceder del propio sujeto (tendones de otros músculos) o bien de donante. Esto es lo que conocíamos en las operaciones que se realizan habitualmente, y es lo que ha cambiado con esta nueva técnica.

La nueva técnica fue desarrollada por cirujanos suizos, y tiene la ventaja de que conserva el propio ligamento cruzado que, en vez de retirarse y sustituirse por la plastia, se sutura para que vuelva a recuperar su funcionalidad, aportando una serie de ventajas:

  • A nivel de propiocepción, al mantener el ligamento original (donde están situados los receptores propioceptivos) no se pierde esa sensibilidad profunda.
  • Estabilización de la rodilla con su propio ligamento: no se introduce una estructura extraña, sino que se repara la lesionada, lo cual genera que la estabilidad mecánica se recupere antes, acortando el tiempo de convalecencia.
  • Menos lesiva al no tomar otros tejidos del mismo sujeto: No es necesario generar tantas cicatrices ni afectar otros músculos para tomar de ahí la plastia, por lo que se genera menos dolor y se mejora la recuperación; tampoco se debilitan los músculos que se suelen utilizar para el injerto.
  • Menor tiempo de recuperación: al menos eso es lo que afirman los médicos que han empleado esta técnica. Al lesionar menos estructuras y reparar el ligamento lesionado, se consiguen los mismos objetivos en menor tiempo.

Tratamiento quirúrgico: habitual en lesiones de rodilla

En la mayoría de los sujetos, sobre todo jóvenes, activos, y más si son deportistas (también en adultos que realicen algo de actividad física, no solo los deportistas jóvenes se operan) es habitual que la operación de las lesiones de rodilla (meniscos, ligamentos, plica...) se operen para conseguir los mejores resultados.

No siempre es necesario, pues en ocasiones con el tratamiento conservador se consiguen buenos resultados pero, si con la operación se puede reducir el dolor, mejorar la estabilidad y permitir que la persona se mantenga activa, se recomienda la operación.

Con esta nueva técnica para operar la rodilla hay que tener en cuenta que se puede aplicar en algunos casos, pues dependerá del tipo de rotura y de la viabilidad de reparar el ligamento dañado (si está muy roto me imagino que no será posible reconstruirlo). También habrá que ver los resultados a medio y largo plazo, para comprobar que la nueva técnica es eficaz.

De todas formas, la cirugía actual es bastante eficaz. Con una buena recuperación después, se puede volver a competir a buen nivel (no son pocos los deportistas operados de rodilla que siguen compitiendo).

Sin duda la cirugía de rodilla ha sufrido muchos avances en los últimos años, y seguro que quedan muchos por venir. Aunque mi opinión es que, además de mejorar las técnicas quirúrgicas, tampoco estaría mal hacer avances igual de importanes en el campo de la prevención ¿no os parece? ¿Qué opináis de este avance en el campo de la cirugía en el deporte?

Más información y fuentes | Blogs ABC, eldiario.es y elalmeria

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio