Compartir
Publicidad
Publicidad

Tu actitud frente a una lesión influye en cómo te recuperas de ella

Tu actitud frente a una lesión influye en cómo te recuperas de ella
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Raro es el deportista, ya sea profesional o amateur, que no ha estado lesionado en alguna ocasión. Las lesiones pueden ocurrir durante una competición, en un entrenamiento o incluso fuera de él (en el trabajo, en nuestra propia casa)... Pero si algo tienen todas en común es que trastocan la planificación y la temporada del deportista.

A la hora de superar una lesión es vital que recurramos a distintos profesionales que puedan ayudarnos: desde el médico de cabecera hasta los especialistas, pasando también por los fisioterapeutas en la época de rehabilitación. Pero no solo los profesionales y las técnicas médicas pueden ayudarnos a recuperarnos de una lesión: tú y tu actitud ante ella tenéis mucho que decir.

Una lesión es un fastidio, la mires por donde la mires: te obliga a cambiar tu calendario de entrenamiento, quizás te haga perder competiciones, te hace dejar de entrenar por un tiempo cuando ya tienes el hábito de hacerlo y lo has integrado en tu vida diaria... ¿Qué podemos hacer nosotros mismos frente a esta situación?

En IEsport, el blog del Instituto de Estudios Deportivos, nos hablan de los componentes psicológicos de las lesiones deportivas y también de tres formas diferentes de encararlas por parte del atleta: la negación, la angustia y, la más útil, el enfrentamiento y aceptación de la misma.

Aceptación y adaptación desde el optimismo: claves para la recuperación tras una lesión

lesion-actitud

Aceptar que la lesión forma parte, desde el momento en que la sufrimos, de la vida del deportista y adaptarnos a esa nueva situación es básico para facilitar la recuperación y que esta nos mantenga alejados del deporte el menor tiempo posible. Ver el período necesario de rehabilitación y reposo tras una lesión como una oportunidad de aprendizaje es una de las mejores bazas que podemos jugar si debemos pasar un tiempo sin movernos.

Afrontar la lesión con una actitud positiva favorece que el paciente colabore con los médicos durante la rehabilitación, poniendo los medios necesarios para recuperarse con rapidez. Además, el paciente con una actitud positiva está más abierto a probar deportes complementarios, a realizar ejercicios que ayuden en esa rehabilitación o a probar entrenamientos complementarios (por ejemplo la electroestimulación) que favorezcan la recuperación.

Durante un período de lesión es también importante que seamos capaces de reorganizar y remodelar nuestro calendario de entrenamiento y de competición, siendo conscientes de que tenemos que reformular las metas que nos habíamos creado antes dela lesión. Establecer pequeñas metas a medio y corto plazo en la rehabilitación es importante para mantenernos motivados y seguir trabajando.

Por último, respetar los tiempos de descanso estipulados por los profesionales y realizar una vuelta gradual al ejercicio físico es muy importante para asegurarnos de que nuestra lesión se ha curado correctamente y para evitar recaídas innecesarias.

¿Cómo os habéis sentido si alguna vez habéis caído lesionados? ¿Habéis sido capaces de mantener una actitud positiva frente a la lesión?

Imágenes | iStock
En Vitónica | Las lesiones más frecuentes en el Yoga: estas son las claves para evitarlas
En Vitónica | Las lesiones más frecuentes del corredor y cómo evitarlas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos