Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos antioxidantes que no debemos pasar por alto

Algunos antioxidantes que no debemos pasar por alto
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los antioxidantes son una de las mejores maneras que tenemos de proteger nuestro cuerpo frente a los ataques producidos por el exterior y el paso del tiempo. Es necesario que ingiramos alimentos ricos en estas sustancias de las que vamos a destacar las más importantes y necesarias para conseguir una buena salud.

Entre ellos destacan algunas vitaminas como la A, necesaria para proteger los pulmones y el aparato respiratorio en general, así como ayudarnos a mejorar las defensas del organismo y la visión nocturna. Otra como la vitamina E también es un antioxidante importante que nos protege contra la oxidación de las grasas que recubren las células evitando así que éstas sufran el ataque de loss radicales libre y puedan sufrir mutaciones. Además ayuda a proteger nuestro aparato circulatorio, ya que ayuda a regular los niveles de colesterol.

Otra vitamina que no podemos pasar por alto es la C, necesaria para proteger a las células del organismo del ataque de toxinas como el monóxido de carbono, presente en el humo que nos rodea en ciudades, y algunas sustancias tóxicas que ingerimos a través de algunos alimentos. Es un potente protector de las articulaciones, así como una de las mejores formas de fortalecer el sistema inmunológico frente al ataque de virus y bacterias.

Los carotenos son unos de los antioxidantes más eficaces, aunque la mayoría acaban convirtiéndose en vitamina A en el cuerpo. El más conocido es el betacaroteno, fundamental en la dieta de los deportistas, ya que nos protegen de los efectos oxidativos del oxígeno, evita que las células se veas afectadas por este proceso y que acaben traduciéndose en células tumorales. Además, mantiene en perfectas condiciones los tejidos y las mucosas.

Algunos minerales como el selenio y el zinc son buenos antioxidantes. El selenio forma parte de la enzima glutatión peroxidasa, necesaria para evitar el efecto de los radicales que surgen de la oxidación de las grasas . Además, junto a la vitamina E actúa para proteger a las células además de ayudarnos frente al efecto de algunas sustancias nocivas para el organismo como el humo del tabaco, el mercurio, el plomo…

El zinc forma parte de la enzima superoxido dismutasa, que se encarga de eliminar los radicales que aceleran los procesos de envejecimiento. Protege el ADN y el núcleo celular. Además es fundamental para el funcionamiento de la vitamina A.

La cisteína es otro de los antioxidantes que no debemos pasar por alto ya que es un potente detoxificador porque protege al hígado de los radicales que lo afectan. Además, intervine en la asimilación de la queratina, necesaria para mantener una buena piel, pelo y uñas, además de ser necesario para transformar las grasas en energía.

Es importante que tengamos esto en cuenta y procuremos dotar a nuestra dieta de estos antioxidantes, aunque muchos son los que nos hacen bien y nos protegen de los efectos que el ambiente tiene en nuestro cuerpo.

Imagen | nkzs

En Vitonica | Antioxidantes: ¿Qué son? y ¿Cómo funcionan? En Vitonica | Bayas goji, antioxidantes por un tubo En Vitonica | Antioxidantes naturales para estar más jóvenes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos