Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo colocar las piernas a la hora de hacer dominadas

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Seguro que todos conocemos como se hacen las dominadas para trabajar dorsal. Es uno de los ejercicios más completos a la hora de entrenar la espalda, ya que debemos ser capaces de levantar todo nuestro peso con la espalda. Pero a la hora de llevarlas a cabo muchas son las dudas que nos suelen surgir, y una de las más comunes es qué hacemos con las piernas.

Cuando nos colgamos en la barra a la hora de hacer dominadas nos agarramos por las manos, de modo que los brazos y toda la espalda se ven involucrados en este ejercicio al igual que los músculos del tronco que realizan la función de estabilizadores mientras realizamos el ejercicio. Pero la duda está en qué hacemos con las piernas, que se quedan descolgadas y en muchos casos no sabemos cómo colocarlas para entrenar de forma correcta.

La colocación de las piernas tiene mucho que ver a la hora de obtener unos resultados u otros, y es que a pesar de que no reparemos en ello las piernas son una forma de propulsión que nos ayudarán a realizar las dominadas con mayor o menor dificultad. El uso de las piernas mientras llevamos a cabo el ejercicio puede ser determinante a la hora de poder o no realizar correctamente las dominadas.

Pero muchas personas no saben exactamente como deben colocarse las piernas a la hora de hacer dominadas, algo que es necesario que no pasemos por alto para conseguir los resultados que andamos buscando. Para comenzar debemos mantener las piernas relajadas, ya que simplemente deben ser un apéndice que no debe intervenir en el ejercicio, Para lograrlo tenemos que dejarlas relajadas todo el tiempo que dura el ejercicio.

Para lograr esta relajación es necesario que mantengamos las piernas estiradas a lo largo de todo el ejercicio. En esta postura las piernas apenas interferirán a la hora de elevarnos con los dorsales. Mientras hacemos esto podemos poner los pies juntos y cruzados o separados. Ambas formas nos evitará propulsarnos con las piernas.

Muchas veces nos colocamos con las piernas dobladas hacia atrás o hacia delante. Ambas formas de colocar las piernas se llevan a cabo, pero no son tan neutras como la antes citada, pues con las dos posturas se interviene en la realización de las dominadas propulsándonos y convirtiendo a las piernas es un refuerzo que nos dispensará de levantar todo el peso de nuestro cuerpo, algo que sí se consigue manteniendo las piernas totalmente estiradas.

Video | Youtube/ minilove2007

En Vitonica | Las dominadas, un ejercicio fundamental para una espalda fuerte En Vitonica | Las dominadas, un ejercicio para todos y con el que podemos evolucionar En Vitonica | Ejercicios de autocarga: una opción cómoda e intensa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos