Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para evitar lesiones al realizar pull-over

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre los ejercicios más habituales para trabajar la espalda destaca el conocido como pull over. Con este ejercicio trabajamos la parte dorsal de forma diferente a como estamos acostumbrados, pero a la hora de llevarlo a cabo es importante que reparemos en el modo de hacerlo correctamente, ya que es un ejercicio que en muchos casos puede desencadenar una serie de molestias.

Como en todas las rutinas de entrenamiento, el trabajo de la espalda puede traernos algún que otro trastorno que acabe derivando en lesiones. Algunos ejercicios como el pull over puede ser mucho más controvertido por el movimiento circular que realizamos en el que no solo se trabaja la zona dorsal, sino que se implican otros grupos musculares como el hombro y la parte del trapecio. Por ello es necesario que sepamos cómo debemos realizar el ejercicio para evitar riesgos.

Antes de nada es importante que sepamos el control y la estabilidad que tenemos en el cuerpo, ya que mucha gente decide hacer este ejercicio apoyando solamente el cuello dejando en vuelo el resto del cuerpo. En estos casos es importante mantener una postura correcta en la que la columna se mantenga lo más recta posible para evitar giros y torsiones arriesgados que incidan directamente en la zona lumbar. Por ello es recomendable que si no tenemos un control total sobre el cuerpo y el equilibrio nos apoyemos totalmente sobre el banco.

Apoyar la espalda completamente sobre el banco es una buena manera de conseguir que la espalda esté recta a lo largo de todo el ejercicio y evitar de este modo que podamos lesionarnos. Junto a esto es importante que prestemos especial atención a los brazos. El pull over requiere un movimiento giratorio del hombro a la hora de elevar el peso. Es cierto que en este movimiento la mayoría de la fuerza recae sobre el dorsal, pero también se ve afectado el hombro, pudiendo lesionarse.

A la hora de realizar el giro simplemente adoptaremos unos algunas sencillas posturas que nos ayudarán a aliviar la tensión que soportará el hombro. Antes de nada cuidaremos de agarrar la mancuerna con las palmas de las manos hacia arriba. Junto a esto doblaremos ligeramente los codos mientas elevamos el peso para eliminar así la tensión que se acumula en la zona del hombro.

Un punto importante que debemos tener en cuenta es concentrar todo el empuje del ejercicio en la zona dorsal para evitar sobrecargar la parte del cuello y los hombros que es la que más afectada se puede ver al realizar esta rutina. Ante todo no debemos olvidar que es importante que controlemos todo el desarrollo del ejercicio y por ello no debemos cargarnos con mucho peso, pues en muchos casos esto hace que adoptemos posturas y vicios raros que nos pueden pasar factura.

Video | Youtube/portalfitness

En Vitonica | Prevención de lesiones en ejercicios de musculación (III): pull-over En Vitonica | Pullover para trabajar la espalda En Vitonica | Algunos errores habituales que cometemos a la hora de entrenar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos