Compartir
Publicidad
Publicidad

Dos formas de hacer zancada de piernas

Dos formas de hacer zancada de piernas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En anteriores ocasiones hemos comentado la importancia que tiene para nosotros trabajar correctamente las piernas. Ya conocemos infinidad de ejercicios para lograr que éstas acaben estando bien tonificadas. Uno de los más efectivos es el que se conoce comúnmente como tijeras o zancadas. A la hora de practicar este ejercicio se nos presentan varias dudas, y es que lo podemos hacer alternando ambas piernas o a una sola. En Vitónica vamos a ver los beneficios de trabajarlo de una u otra forma.   Este ejercicio es ideal para trabajar en profundidad gran parte de las piernas. Concretamente incide directamente sobre los músculos del glúteo, los abductores, los cuadriceps, y en menor medida en los gemelos, aunque la forma de hacerlo puede determinar más su efectividad.   Normalmente este ejercicio se puede realizar en diferentes medios. Por un lado tenemos la máquina de multipower que es uno de los sitios donde mejor lo podemos realizar, ya que no tenemos que estar pendientes del peso y de equilibrarlo para no lesionarnos. Por otro lado podemos hacerlo con mancuernas, aunque en este punto es necesario que equilibremos el peso y adoptemos una postura correcta. Lo mismo nos sucede si lo hacemos con peso libre en barra sobre los hombros, aunque es una buena manera de aumentar la intensidad y controlar mejor nuestro cuerpo.   Pero a la hora de realizar las zancadas o tijeras podemos llevarlas a cabo de diferente manera para conseguir un efecto u otro. Normalmente cuando se nos enseña la realización de este ejercicio, el monitor suele indicarnos que lo ideal es ejecutarlas primero con una pierna del tirón, y luego con la otra. Es importante que la rodilla de la pierna adelantada no sobrepase la punta del pie, y para ello la pierna que queda detrás debe echarse lo más atrás posible para sentir más el empuje del ejercicio. En esta postura debemos realizar el ejercicio.   Sin movernos este ejercicio es muy efectivo, y nos permite mantener la postura correcta por más tiempo, pero si lo que queremos es aumentar la intensidad, ya que esta modalidad es más para principiantes o personas que no controlan totalmente su cuerpo, podemos realizar este ejercicio alternando las piernas, de modo que en cada movimiento vamos a variar la postura para trabajar primero con una pierna y después con la otra.   Realizar la zancada de esta manera aumentará la dificultad que de por sí tiene el ejercicio, ya que además de tener que vencer la resistencia del peso con los músculos de las piernas, debemos aguantar la respiración, pues este movimiento lleva consigo un trabajo aeróbico importante, aumentando así la quema de calorías a la hora de practicar este ejercicio.   Cualquiera de las dos modalidades es igual de buena para entrenar las piernas, pero es cierto que dependiendo de si queremos incidir más y aumentar los efectos del ejercicio debemos elegir una u otra, o alternar sesiones en las que trabajemos con una de estas técnicas y otras en las que echemos mano de la que queda. 

Imagen | coolza

En Vitonica | Tijeras, un clásico para conseguir unos glúteos de acero En Vitonica | Dos ejercicios para fortalecer los glúteos de forma diferente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos