Compartir
Publicidad
Publicidad

Ejemplos sencillos para entender el desarrollo de los ejercicios: La silla romana

Ejemplos sencillos para entender el desarrollo de los ejercicios: La silla romana
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En Vitónica solemos describir cómo se tienen que realizar los ejercicios de forma correcta para obtener los mejores resultados, ya que la base de un correcto desarrollo muscular es la incidencia adecuada sobre el músculo trabajado, algo que solamente se consigue ejecutando a la perfección los ejercicios y evitando posturas forzadas que nos pueden pasar factura a la larga. Pero aún así hay muchas personas que no lograr capturar la esencia de cada ejercicio y la forma de realizarlos. Por este motivo vamos a comenzar una serie de ejemplos sencillos que nos dejarán claro como hay que trabajar. Hoy vamos a explicar cómo se debe realizar la silla romana.

La silla romana es un ejercicio que se realiza en un aparato por el cual la parte inferior de nuestras piernas se encuentra sujeta y fija, y nosotros debemos echarnos atrás para incidir sobre los cuádriceps, los glúteos y los isquiotibiales. Pero la mayoría de las personas lo hace mal, por miedo a caerse hacia atrás, algo que nos hace inclinarnos hacia delante y forzar la postura, haciendo que la incidencia sea mucho menor.

El movimiento para trabajar en silla romana es algo muy sencillo, y es que simplemente debemos tener una cosa clara en la cabeza, sentarnos en una silla. Como su nombre indica, se trata de una silla al uso, aunque no tiene respaldo ni asiento, sino que tiene que ser nuestra mente la que lo ponga. Por ello debemos adoptar la postura de sentarnos en la que la espalda se mantiene recta y alineada a noventa grados con la parte de las caderas, las pantorrillas se quedan horizontales y a su vez formando un ángulo de noventa grados con las rodillas, y la parte inferior de las piernas, que está sujeta a la máquina.

Para mejorar la realización del ejercicio es recomendable que nos sirvamos de la ayuda de un espejo y nos imaginemos que nos vamos a sentar en una silla y hacerlo sin miedo, ya que a pesar de que ésta no existe, no nos vamos a caer, aunque lo parezca, ya que la máquina nos va a aguantar por completo, pues para eso ha sido diseñada y creada. Simplemente si nos aplicamos esta imagen a la hora de hacer silla romana, conseguiremos muy buenos resultados.

Imagen | Atroy Fitness

En Vitonica | Sentadillas en silla romana para trabajar las piernas En Vitonica | Puntos a tener en cuenta a la hora de trabajar con silla romana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos