Compartir
Publicidad
Publicidad

Guía para principiantes (VI): Elevaciones laterales de brazos con mancuernas

Guía para principiantes (VI): Elevaciones laterales de brazos con mancuernas
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para ampliar nuestra guía para principiantes seguimos sumando ejercicios que pueden incluirse en una rutina para trabajar los músculos de nuestro cuerpo, así, hoy te mostramos con detalle cómo realizar elevaciones laterales de brazos con mancuernas, para trabajar específicamente, los hombros.

Técnica de ejecución de las elevaciones laterales de brazos con mancuernas

Para comenzar el ejercicio debemos colocarnos de pie, con las piernas ligeramente flexionadas y separadas del ancho de la cadera. La espalda debe permanecer recta y en cada mano debemos sujetar una mancuerna, mientras los brazos permanecen a los lados del cuerpo o delante de los muslos, levemente flexionados.

Tomando aire elevamos las mancuernas hasta que los brazos queden alineados con los hombros y desde allí bajamos lentamente mientras exhalamos.

Las elevaciones laterales se pueden hacer con ambas manos juntas o también, alternando un brazo y otro. También puede efectuarse con poleas.

elevaciones2

Músculos trabajados con las elevaciones laterales con mancuernas

Al realizar elevaciones laterales con mancuernas se solicita principalmente el deltoides medio y colocando las manos en diferente posiciones de partida, se puede trabajar el conjunto de sus haces que permiten desplazar el brazo hacia todos los planos.

También se trabaja con este movimiento el trapecio y el haz anterior del deltoides, por lo que resulta un buen ejercicio para el hombro y de manera secundaria para el cuello.

musculo

Errores frecuentes al realizar elevaciones laterales con mancuernas

  • Extender el brazo por completo: si al elevar el peso no flexionamos ligeramente el codo podemos sobrecargar el antebrazo y la articulación, por eso para un trabajo más efectivo del deltoides y más seguro para el codo y el hombro, lo mejor es recordar mantener siempre flexionado levemente el brazo.
  • Utilizar demasiado peso: al cargar mucho peso existen más probabilidades de utilizar el impulso para elevar lateralmente los brazos y también es más difícil que controlemos la bajada, por eso, las posibilidades de lesión son mayores. Con una carga razonable no necesitaremos movimientos bruscos y tampoco moveremos el torso al realizar el ejercicio.
  • Subir los brazos por encima de la cabeza: los brazos deben quedar alineados con los hombros, aunque no extendidos. Nunca deben sobrepasar la altura de los hombros, pues estaremos forzando el movimiento natural y cargando a la articulación.


Imagen | Wikimedia y Libro "Guía de los Movimientos de Musculación" por Frederic Delavier

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos