Compartir
Publicidad
Publicidad

Indicadores del estancamiento en la rutina de entrenamiento

Indicadores del estancamiento en la rutina de entrenamiento
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo muscular es lo que la mayoría de los que asistimos al gimnasio buscamos con nuestros entrenamientos. A pesar de todo, existen muchas ocasiones en las que este desarrollo no se produce, y es debido a muchas razones, entre las que suele destacarla mala realización de las rutinas de entrenamiento. No nos referimos a una mala ejecución de los ejercicios, sino que se debe también muchas veces a un estancamiento de las rutinas debido a que no sabemos cuándo hay que cambiar los ejercicios que venimos llevando a cabo, por ello vamos a destacar algunos indicadores de que nos estamos estancando en la rutina que utilizamos para entrenar.

Es cierto que muchas veces una rutina determinada nos funciona muy bien y notamos que crecemos, pero esto no puede ser así para siempre, ya que los músculos acaban por acostumbrarse y llega un momento en el que el ejercicio no nos sirve de nada porque estos no responden a los estímulos por parecerles algo normal. Para evitar esto es necesaria una constante innovación, y es que el cuerpo nos avisa de cuando necesita un cambio en la rutina.

Cuando el cuerpo se acostumbra a una determinada rutina de entrenamiento lo primero que notamos es que los ejercicios que la componen dejan de ser efectivos para nuestros músculos. Esto se nota enseguida, y es que no nos cuesta trabajo realizarlos. Para nosotros dejan de suponer un reto y apenas notamos tensión en la zona trabajada. Esta reacción se debe a que los músculos han superado esa fase y necesitan seguir evolucionando, y para ello debemos cambiar los ejercicios que componen la rutina o aumentar la dificultad de esa misma aumentando las cargas o realizando posturas más elaboradas y complejas.

La rapidez a la hora de realizar los ejercicios es un claro síntoma de estancamiento, ya que al no suponer ningún tipo de resistencia para nosotros esa actividad, lo que hacemos es realizarla sin ninguna dificultad, lo mismo que sucede cuando notamos que nuestro tono muscular no es el adecuado, y es que al acostumbrarse los músculos a una serie de ejercicios lo que conseguimos es que al no estimularlos no solo no mejoren su tono, sino que lleguen a perder parte del que hemos ido ganando con el tiempo debido a que el entrenamiento deja de suponer un estímulo para ellos.

Es necesario que hagamos caso a estos indicadores si lo que queremos es seguir aumentando la capacidad de nuestros músculos. El estancamiento se puede evitar, y si nos encontramos en este momento es necesario que cambiemos la forma de entrenar, pues lo que estamos haciendo no nos sirve de nada.

Imagen | blary54

En Vitonica | Te has estancado en tus entrenamientos de carrera, ¿qué hacer?
En Vitonica | Consejos para superar la meseta en la rutina de musculación
En Vitonica | Algunas formas diferentes de entrenar para evitar el estancamiento muscular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos