Compartir
Publicidad
Publicidad

La flexibilidad está reñida con el músculo. Desmintiendo un mito

La flexibilidad está reñida con el músculo. Desmintiendo un mito
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde siempre hemos asociado musculatura con falta de flexibilidad. Ambas cualidades no tienen por qué estar reñidas, ya que el crecimiento muscular no es un impedimento para que la movilidad de las articulaciones sea la adecuada. En muchos casos esta afirmación es simplemente un mito que debemos desmentir.

Siempre solemos pensar cuando vemos a una persona fuerte que su flexibilidad es muy limitada, y es que solemos asociar musculatura con rigidez en las diferentes partes del cuerpo, algo que no es del todo cierto, ya que la flexibilidad no está reñida con la fuerza, y ambas son cualidades que se pueden trabajar a la par, pues es importante que una vaya dada de la mano con la otra, pues de esta manera conseguiremos mejorar enormemente en nuestros entrenamientos.

La flexibilidad es necesaria para mantener una correcta movilidad de nuestro cuerpo, normalmente se va perdiendo con los años, ya que los tendones y articulaciones se vuelven más rígidas. Pero es una cualidad que se puede trabajar para conseguir mantenerla por más tiempo en perfectas condiciones, y debemos hacerlo, pues mantenernos flexibles nos ayudará a conseguir una mayor movilidad y un mejor riego sanguíneo en las diferentes partes de nuestro cuerpo.

El motivo de asociar falta de flexibilidad con musculatura se debe a que la mayoría de personas que quieren desarrollada su musculatura se centran en entrenar esta cualidad mientras que dejan de lado la flexibilidad corporal. Apenas realizan estiramientos, consiguiendo que los músculos se endurezcan demasiado hasta llegar a la rigidez y limitando mucho los movimientos de las articulaciones. Esta situación puede desembocar en lesiones y desgarros musculares por falta de flexibilidad.

Para evitar esto es importante que trabajemos la elasticidad mediante los estiramientos de cada parte de nuestro cuerpo. No solamente los estiramientos conseguirán aumentar nuestra flexibilidad, sino que es una de las mejores maneras de ayudar a los músculos a recuperarse después de un entrenamiento al eliminar tensiones acumuladas durante el ejercicio a la vez que activamos la circulación de la zona en cuestión para dotar a los músculos de los nutrientes necesarios para su recuperación.

Si combinamos el entrenamiento de la fuerza con sesiones de estiramientos intensivas conseguiremos mejorar enormemente la flexibilidad general de nuestro cuerpo a la vez que conseguimos desarrollar los músculos completamente, ya que los estiramientos además de dotarnos de más elasticidad nos ayudarán a aumentar la masa muscular, pues al recuperarnos antes del esfuerzo, responderemos mejor a futuras sesiones de entrenamiento y los músculos estarán más tonificados y jóvenes, evitando el riesgo de lesión que podemos llegar a correr con una mala flexibilidad.

Imagen | melodi2

En Vitonica | Métodos para trabajar la flexibilidad
En Viotnica | Preguntas sobre flexibilidad en el deporte
En Vitonica | La necesidad de entrenar las tres cualidades fundamentales: Resistencia, fuerza y flexibilidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos