Compartir
Publicidad
Publicidad

La importancia de variar el tipo de agarre a la hora de entrenar

La importancia de variar el tipo de agarre a la hora de entrenar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entrenar en el gimnasio es mucho más que realizar ejercicios sin más, ya que existen diversas variables que debemos tener en cuenta para obtener buenos resultados. No solamente hacer el ejercicio correctamente nos ayudará a desarrollar más y mejor nuestros músculos, sino que el agarre que utilicemos también tendrá mucho que ver.

El agarre va a determinar mucho la forma de trabajar y de incidir en una zona u otra del músculo. Muchas veces no reparamos en lo importante que es agarrar bien y adecuadamente un peso para poder rendir más y conseguir unos músculos más definidos. Por este motivo debemos seleccionar muy bien el tipo que vamos a utilizar para un determinado ejercicio u otro, ya que ni todas las barras ni todos los apliques se pueden utilizar en cualquier situación.

Ante todo debemos encontrarnos cómodos con un agarre a la hora de decantarnos por él. Entre la variedad que se nos presenta en el gimnasio encontramos numerosas formas, y por ello es mejor utilizar los más ergonómicos que nos hagan el ejercicio más cómodo y fácil, aunque en ocasiones es importante cambiar el ángulo de trabajo para incidir en el músculo de diferente manera y evitar que éste se acostumbre a una rutina que nos puede llevar a un estancamiento.

La variación a través del agarre nos permitirá trabajar zonas que muchas veces no tenemos en cuenta y que se mantienen mucho menos desarrolladas que el resto, ya que al acostumbrarnos a una determinada manera de entrenar caemos en una espiral en la que el ejercicio apenas dará sus frutos. Realizar un mismo ejercicio con diferente ángulo de tiro es fundamental para seguir progresando en nuestros entrenamientos. Por ello debemos familiarizarnos con todos los tipos que existen en el gimnasio.

Entre los principales agarres destacan las barras, que pueden ser rectas, en z, en v... Las rectas normalmente suelen trabajar la zona media, aunque su comodidad es reducida. Las barras en z son más ergonómicas y nos ayudan a trabajar la zona media y la parte interna del bíceps o el tríceps. En cuanto a las barras en v suelen ser las más usadas para hacer bíceps o tríceps, ya que además de incidir en la parte media del músculo lo hacen en la cara externa.

Si además utilizamos estos tipos de agarre en polea, la intensidad del ejercicio será mayor. Lo mismo que sucede con los agarres simples en los que solamente entra en acción un brazo. Normalmente suelen ser anillas en las que la movilidad y la adaptabilidad de los brazos es mayor, ya que no nos vemos obligados por ambos brazos a adoptar una postura. En este caso solemos entrenar con la pose que más cómoda nos resulta en cada momento, ya que giramos la mano a nuestro placer debido a la libertad de movimientos que nos permite este tipo de agarre.

Es importante que sepamos elegir el agarre para no dejarnos ninguna zona sin trabajar, aunque en muchos casos la postura hace que nos produzca dolor un determinado ejercicio. En estos casos tenemos que dejar de lado ese ejercicio y buscar otras alternativas para trabajar esa parte. En el gimnasio debemos innovar y atrevernos con cosas nuevas.

Imagen | stocker

En Vitonica | ¿Agarre abierto o cerrado para trabajar la espalda? En Vitonica | Ejercicios para fortalecer el hombro (V): Agarre en "Z" En Vitonica | Puntos a tener en cuenta en las máquinas de musculación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos