Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Las alteraciones menstruales ayudan a las atletas?

¿Las alteraciones menstruales ayudan a las atletas?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Es frecuente la presencia de alteraciones en el ciclo menstrual entre las mujeres deportistas. Ésto se ha vinculado siempre al excesivo entrenamiento junto a un bajo consumo calórico que originan, en ocasiones, una baja densidad ósea u osteopenia entre las atletas.

Sin embargo, un estudio reciente evaluó a 90 atletas que estaban entrenando para los Juegos Olímpicos de 2008 y ninguna de ellas, a pesar de tener alteraciones menstruales, tenía huesos débiles, sino todo lo contrario.

Entre las deportistas se observó una alta frecuencia de un mal ovárico llamado ovario poliquístico. Éste síndrome es una trastorno hormonal que se asocia a una excesiva producción de andrógenos u hormonas sexuales masculinas.

La mayor concentración de andrógenos determina la falta de menstruación o alteraciones en el ciclo, incremento en la vellosidad en el cuerpo femenino y acné.

Hasta el momento siempre se pensó que el riguroso entrenamiento físico era la causa de las dificultades menstruales, pero ahora, la investigación revierte la asociación y se cree que el síndrome de ovario poliquístico permite a las atletas tener un mayor rendimiento, facilita la formación de masa muscular y la absorción de oxígeno debido al aumento en los niveles de testosterona que origina dicho mal ovárico.

Entonces, los trastornos menstruales a los que se enfrentan las deportistas podrían ser causados por el ovario poliquístico que suele ser más frecuente entre las atletas élite olímpicas que en las mujeres promedio.

La afección ovárica también es más común en los deportes de alto impacto como el hockey sobre hielo y lucha que en otros deportes más técnicos y de menor impacto físico como el tiro con arco.

Más allá de que la investigación generó opiniones encontradas acerca de la relación hallada, el resultado parece interesante y para nada disparatado.

No obstante, considero que no se debe pasar por alto la presencia de un síndrome o afección ovárica, ya que si bien no se confirman consecuencias malignas, el ovario poliquístico podría perjudicar a las mujeres que lo poseen.

Es importante recordar que en el cuerpo femenino, lo "normal" es tener un ciclo menstrual regular, por eso, ante un caso de irregularidades o amenorrea, siempre se debe consultar un profesional de la salud y no restarle importancia a este trastorno "anormal" en las mujeres.

Vía | BBC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos