Compartir
Publicidad

Patada de tríceps trasnuca, un riesgo si no lo hacemos correctamente

Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Existen ejercicios típicos de casi todas las rutinas de entrenamiento. Muchos monitores suelen ponerlos en todas las tablas tanto para principiantes como para personas que llevan más tiempo en el gimnasio y tienen mucho más control de su cuerpo. Uno de estos ejercicios es la patada de tríceps tras nuca con mancuernas. Este ejercicio casi todos lo hemos hecho alguna vez a pesar de tener algunos puntos oscuros que queremos analizar a continuación.

Con este ejercicio lo que haremos es incidir directamente en los tríceps, los músculos que estamos trabajando en este ejercicio y lo que nos interesa de verdad. Hasta aquí todo va bien, pues siempre y cuando trabajemos la parte que buscamos todo está correcto, pero el problema reside en a qué precio. Es cierto que para muchas personas este ejercicio es muy sencillo y no representa ningún problema, pero para otras es todo un suplicio llevarlo a cabo.

Como en todos los ejercicios trasnuca, la patada de tríceps se realizará por detrás de la cabeza, de modo que la mancuerna pasará por detrás y con la fuerza del tríceps la elevaremos mientras mantenemos los brazos en alto pegados lo máximo posible a la cabeza. Este movimiento, que puede parecer simple, puede tener muchas consecuencias en la musculatura de los hombros, pues muchas personas cargan parte de la tensión en esta parte del cuerpo, haciendo que poco a poco se dañen y pueden acabar en lesionándose. Por ello antes de nada es necesario saber si este movimiento será adecuado para nosotros o si por el contrario nos duele al realizarlo. Para ello utilizaremos mancuernas sencillas con poco peso para probar y si nos molesta su realización llevaremos a cabo otros ejercicios de tríceps que no se realicen detrás de la nuca como la patada convencional.

La colocación de los brazos es otro punto a tener en cuenta, y es que el error en el que cae mucha gente es en separarlos de la cabeza. Al separarlos lo que hacemos es desviar la tensión a los antebrazos y a los músculos del hombro, y en muchos casos hasta a los propios bíceps. Esto suele producirse al levantar mucho más peso del que realmente podemos, pues no debemos olvidar nuca que los tríceps son músculos pequeños que como tal levantan mucha menos carga que los pectorales o los dorsales.

Para realizar este ejercicio debemos colocarnos sentados y con la espalda recta. Esta colocación hace que muchas personas tiendan a arquear la espalda desviando toda la tensión a esta parte del cuerpo, concretamente a la zona lumbar. Esto se puede corregir utilizando un respaldo, pero ante todo la manera de hacerlo es utilizando un peso acorde con nuestra fuerza. De todos modos, si este ejercicio nos molesta es mejor optar por otras opciones para no hacernos daño.

Video | Youtube/ P4espanol

En Vitonica | Inconvenientes de la patada de tríceps
En Vitonica | Un ejercicio más para entrenar brazo, la patada de tríceps
En Vitonica | Tonificar glúteos y triceps al mismo tiempo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos