Compartir
Publicidad

Un ejercicio para fortalecer los tobillos y evitar lesiones en esta zona

2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Constantemente estamos recomendando ejercicios para el trabajo de las piernas, ya que es importante fortalecerlas para poder hacer frente a las rutinas de entrenamiento en las que la pierna juega un papel importante como la carrera. Mantener una musculatura de las piernas fuerte nos ayudará a fortaleces las articulaciones de las mismas y evitar lesiones habituales en el corredor. Pero muy pocas veces caemos en la cuenta de fortalecer una zona delicada que sufre muta tensión, los tobillos. Por ello en esta ocasión vamos a ver un ejercicio completo para trabajar los tobillos y hacerlos más resistentes.

Es cierto que al trabajar los gemelos en la mayoría de los casos lo que estamos haciendo es fortaleces los tobillos, ya que al hacer más fuerte la musculatura que los rodea conseguiremos que tengan un mejor refuerzo en esta parte para poder afrontar la tensión que se acumula en esta zona. Pero trabajar directamente los tobillos no solo nos proporcionará más fortaleza, sino que además nos permitirá tener mucha más flexibilidad en esta parte.

Para la realización de este ejercicio lo que necesitamos es simplemente un banco horizontal y una esterilla para tumbarnos sobre ella. El resto del ejercicio lo llevaremos a cabo con nuestro propio cuerpo, que será el que realizará el ejercicio incidiendo en la parte trabajada. Eso sí, es necesario que en ningún momento forcemos la parte trabajada, ya que debe ser un ejercicio cómodo que no tiene que dolernos ni darnos molestias, pues de lo contrario estaremos forzando a los tobillos y podemos hacernos daño. Es necesario que respetemos y que poco a poco sigamos progresando a medida que los acostumbramos al movimiento.

La postura que debemos adoptar a la hora de llevar a cabo este ejercicio será la siguiente. En primer lugar colocaremos la esterilla en un lateral del banco, de modo que al tumbarnos con la espalda apoyada en ella mirando hacia arriba, las piernas queden elevadas y colocadas sobre el banco. La manera de colocarlas será apoyando los gemelos en el banco, dejando los pies por fuera del banco. Es importante que coloquemos las piernas alineadas con la espalda, que debe permanecer recta durante todo el ejercicio.

En esta postura, y con los brazos colocados a ambos lados del tronco estirados y relajados, comenzaremos a realizar el ejercicio. El movimiento que vamos a llevar a cabo es muy sencillo, pues implemente vamos a mover los pies que tenemos colgando fuera del banco. La manera de hacerlo será lenta y concentrando toda la tensión en los tobillos. Comenzaremos el movimiento desde abajo hacia arriba, es decir, los pies estarán apuntando hacia el suelo, y doblaremos el tobillo como si fuésemos a tocar con las puntas de los pies las espinillas.

Es importante que realicemos primero el movimiento con un pie y luego con el otro para así concentrarnos mucho más en el movimiento que al principio será limitado debido a la falta de flexibilidad en la zona, pero poco a poco el recorrido será más largo a fuerza de practicar e ir fortaleciendo los tobillos para así evitar lesiones habituales en la zona.

Video | Youtube/ P4Penglish

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio