Compartir
Publicidad
Publicidad

Un ejercicio para trabajar los oblicuos y conseguir un abdomen más fuerte

Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Buscar unos abdominales perfectos es lo que muchos de nosotros perseguimos. Por este motivo siempre estamos presentando ejercicios que nos ayudarán a tener un abdomen en perfectas condiciones. Casi siempre nos centramos en ejercicios que tienen en cuenta solo los abdominales superiores e inferiores. En esta ocasión lo que vamos a hacer es presentar un ejercicio adecuado para trabajar los oblicuos y conseguir una cintura en perfectas condiciones tocando todas las partes.

Para la realización de este ejercicio simplemente necesitaremos nuestro cuerpo y una esterilla donde nos colocaremos para realizar el ejercicio de la forma más cómoda posible. El ejercicio constará de un movimiento de giro que tendrá como epicentro la parte central del tronco. Es importante que para ejecutar bien este ejercicio controlemos al máximo los movimientos de nuestro cuerpo además de tener una base mínima de fuerza en el abdomen, ya que con este ejercicio la tensión es muy alta en toda la parte abdominal, además de que las piernas soportarán parte de esta tensión, y por ello es necesario que ya estemos fuertes.

Para la realización del ejercicio nos colocaremos sobre la esterilla apoyados en los glúteos. En esta postura elevaremos las piernas encogiendo las rodillas, echaremos la espalda un poco hacia atrás, de modo que mantengamos el equilibrio, y elevaremos los brazos y colocarlos en el pecho para ayudarnos mucho más a mantener el equilibrio. Los pies los debemos colocar en todo el ejercicio de forma que no influyan en el resto de movimientos. Simplemente tienen que estar fijos y colocados para que mantengamos el equilibrio de la mejor manera posible sin cansarnos demasiado.

Partiendo de esta postura lo que haremos será trabajar los oblicuos de la siguiente manera. Empezando con la parte superior del tronco de frente, simétrico a las piernas lo que haremos será girar el tronco a la derecha, mientras que las piernas, manteniéndolas juntas, las giraremos a la izquierda. Hecho este movimiento volveremos al centro con ambas partes del cuerpo para, acto seguido, mover el tronco a la izquierda y las piernas a la derecha. De este modo incidiremos directamente en la parte de los oblicuos, pero también en el recto mayor del abdomen, mejorando la tonificación del vientre y de la pared abdominal.

Video | Youtube / P4Pespanol

En Vitonica | Tres variaciones de oblícuos para entrenarlos mejor
En Vitonica | Trabajar los oblicuos de tres formas diferentes
En Vitonica | Press Pallof: marca tus oblícuos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos