Publicidad

La alteración de la microbiota intestinal no solo afecta a nuestro estómago: podría favorecer la metástasis en los cáncer de mama

La alteración de la microbiota intestinal no solo afecta a nuestro estómago: podría favorecer la metástasis en los cáncer de mama
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En Vitónica hemos hablado en más de una ocasión sobre la microbiota intestinal y la influencia que tiene en nuestra salud, aunque no nos demos cuenta. Sin ir más lejos, algunas investigaciones han encontrado que una buena salud de la microbiota intestinal podría ayudar a prevenir enfermedades de salud mental

También nos ayudará a mejorar nuestro sistema inmune, actuando como barrera ante agentes patógenos. Ahora, nuevas investigaciones encuentran relación entre la microbiota intestinal y la metástasis en los casos de cáncer de mama

Por el momento, esta investigación realizada por la Universidad de Virginica, es preliminar y se ha llevado a cabo únicamente en ratones. Estos investigadores observaron que en algunas personas afectadas por cáncer de mama la neoplasia era especialmente agresiva, por lo que buscaron investigar cuáles eran las causas que favorecían las metástasis

Awareness Cancer Design 579474

Al analizar las características que presentaban este tipo de tumores encontraron que la microbiota intestinal podría estar relacionada. Por ello, durante 14 días administraron a los ratones diferentes antibióticos de amplio espectro, que alteraron la microbiota intestinal de estos. Posteriormente se les inyectó con células tumorales en sus glándulas mamarias. 

Lo que encontraron fue que cuando los tumores en la zona mamaria de los ratones crecieron, también encontraron células cancerosas en los pulmones y en las axilas. Aparentemente, la alteración de la microbiota intestinal favoreció que el tejido mamario se inflamara y se acumularan proteínas lo que podría aumentar el riesgo de que apareciera la metástasis. 

Por el momento, se trata de una investigación solo realizada en ratones, y tendría que confirmarse que ocurre lo mismo en humanos. De ser así, podría resultar interesante a la hora de intentar reducir el riesgo de metástasis. Por el momento, lo que sabemos es que para cuidar la microbiota intestinal es importante que tengamos una alimentación basada en vegetales, frutas, semillas y legumbres, que evitemos azúcares añadidos y edulcorantes y que hagamos deporte

Imágenes  |   Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir