Compartir
Publicidad
Publicidad

Dejar de fumar. Propósito saludable para el 2009

Dejar de fumar. Propósito saludable para el 2009
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Dejar de fumar no es para nada fácil, pero sin duda no es imposible, por lo que gozar de los beneficios que abandonar el cigarrillo implica puede convertir al 2009 en un año verdaderamente prometedor para la salud del organismo.

Por eso, proponernos para el 2009 dejar de fumar es, en sí mismo, un gran avance, pues en la mayoría de los casos, ni siquiera tenemos la intención. Para comenzar, debemos tomar conciencia de que deseamos alejarnos del tabaco y para ésto, nada mejor que conocer sus consecuencias así como los efectos negativos que evitamos al abandonar este hábito tan nocivo.

Una vez que hayamos tomado la decisión, podemos plantearnos metas fáciles de cumplir y registrar los logros. Por ejemplo, reducir de dos en dos el número de cigarrillos que encendemos por día, no fumar mientras comemos, no prender un cigarrillo delante de familiares o en nuestro hogar. Todos estos factores ayudarán a reducir el hábito de fumar a medida que imposibilitan el mismo.

Además, es de gran utilidad buscar otras tareas adicionales que calmen la ansiedad y alivien el estrés, ya que muchos son los que fuman “porque los relaja”. Entonces, una excelente estrategia es realizar actividad física, jugar con los niños de la casa, salir a pasear el perro, asistir a sesiones de masaje, hacer cosas con las manos, comer chicle, nadar, bailar o, porque no, tomar una siesta pequeña.

Por otro lado, se ha demostrado que la dieta resulta influida por el cigarrillo, así como muchos otros aspectos del estilo de vida, pero la buena noticia es que ésta también puede colaborar a dejar el tabaquismo, ya que los lácteos, las frutas y verduras empeoran el sabor percibido del tabaco y así, reducen los deseos de fumar. Incluso, con éstos alimentos también protegerás tu salud y evitarás el aumento de peso tan temido por los que se alejan del cigarrillo.

Asimismo, siempre es bueno pensar en quienes nos rodean, pues los fumadores pasivos resultan más afectados que quienes encienden el cigarrillo, y peor aún, las toxinas del tabaco que quedan adheridas a almohadas, cortinas o alfombras también resultan un peligro imperceptible.

Por eso, sólo empieza por proponértelo y después, recurre a un cambio en tu estilo de vida que colabore a eliminar el estrés, mejorar tu alimentación, así como tus niveles de actividad física para que, de manera simultánea, puedas alejarte de uno de los enemigos más grandes de la salud: el cigarrillo.

En VItónica | Otros propósitos saludables para el 2009
En Vitónica | Alimentos para dejar el tabaco
En Vitónica | El tabaquismo puede destruir tus músculos
Imagen | SXC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos