Compartir
Publicidad

Ejercicio durante el embarazo para prevenir la hipertensión gestacional

Ejercicio durante el embarazo para prevenir la hipertensión gestacional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La hipertensión gestacional es un problema que sucede a algunas embarazadas y que puede dar lugar a complicaciones serias, por lo que es importante conocerlo y prevenirlo.

Según un estudio reciente, en el que participaron 765 embarazadas, el ejercicio físico, unido al control del peso, puede ser clave para reducir los riesgos de sufrir hipertensión gestacional. Veamos los datos:

El estudio, accesible en su texto completo (en inglés) en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology fue publicado online en diciembre de 2015, contó con grupo control (383 mujeres que recibieron cuidados habituales durante el embarazo) y el grupo de tratamiento, que contó con 383 mujeres que realizaron ejercicio físico: 3 días a la semana de sesiones de unos 50 minutos de duración, desde la semana 9-11 de embarazo hasta la semana 38-39, lo cual supuso 85 sesiones de ejercicio que incluyó entrenamiento aeróbico, de fuerza muscular y de flexibilidad.

Beneficios del ejercicio para la madre y para el bebé

Los resultados: en el grupo control, las mujeres tuvieron tres veces más probabilidades de desarrollar hipertensión gestacional, 1,5 veces más probabilidad de ganar peso excesivo y 2,5 veces más probabilidades de dar a luz a bebés de elevado peso...

Así que, aunque siempre insistimos que los resultados hay que tenerlos en cuenta como lo que son (resultados de un estudio) sí podemos decir que parece que el ejercicio influyó positivamente en reducir riesgo, tanto para la madre, como para el bebé.

¿Qué ejercicios puede realizar una embarazada?

Es cierto que el ejercicio en el embarazo es algo que se debe hacer de forma supervisada, controlada y siguiendo las indicaciones de los profesionales; pero hay que tener presentes los beneficios del ejercicio en el embarazo, tanto para la madre como para el bebé, y buscar siempre modos de mantener un cierto nivel de actividad, con precaución, pero sin miedo.

Si atendemos a los que se realizaron en el estudio, son ejercicios aeróbicos (caminar, correr, bicicleta estática y otros ejercicios aeróbicos, dependiendo también del nivel de actividad previa al embarazo), ejercicios de fuerza (de musculación, con pesas, bandas elásticas y otros elementos, siempre vigilando el control de las cargas y la intensidad) y ejercicios de estiramiento y flexibilidad.

Si queréis más ejemplos y pautas, recomendamos repasar la serie sobre consejos de ejercicio en embarazadas:

  1. Entrenamiento en el embarazo: Generalidades

  2. Cambios físicos y ejercicio en el primer trimestre

  3. Entrenamiento en el segundo trimestre

  4. Ejercicio en el tercer trimestre de embarazo

En Bebés y Más | ¿Qué pasa si aumento mucho de peso en el embarazo?

Imagen | Pixbay (de dominio público)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos