Compartir
Publicidad
Publicidad

El riesgo de las fluctuaciones de peso

El riesgo de las fluctuaciones de peso
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mantener el peso corporal en torno a un valor en particular resulta un gran desafío para muchos y es aquí donde obtenemos una fiel prueba de nuestros hábitos alimentarios, ya que éstos, como la palabra lo dice, son constantes y regulares, por lo que, a pesar de que podemos variar entre 1 y 2 kilos, generalmente ayudan a tener un peso estable.

Por el contrario, cuando no logramos mantener la estabilidad en nuestro peso, las fluctuaciones protagonizan la báscula y si éstas son bruscas y repetidas, pueden significar un riesgo para nuestra salud.

Concretamente, bajar 10 kilos y después aumentar 5 o viceversa, desequilibra a nuestro organismo afectando el metabolismo y exigiendo de manera anormal al cuerpo, por eso, lograr estabilizar el peso es un gran desafío que todos deberíamos lograr para proteger nuestra salud.

Al bajar de peso, nuestro cuerpo se acostumbra a cierta proporción de reservas corporales y a determinado nivel de suministros, pero si de repente le damos abundante cantidad de alimentos, éste los aprovechará para depositar y enfrentar potenciales "épocas de escasez futuras". Así el cuerpo pasará de tener un peso normal a uno excesivo con abundante grasa corporal y cuando queramos volver a perder peso, será un poco más difícil.

Éstos cambios constantes en la composición del organismo no son más que el resultado de la falta de hábitos de vida saludables y frecuentemente, también son causados por dietas estrictas que producen efecto rebote y por períodos de restricción dietaria seguidos de días sin contención alguna al momento de comer.

Por otro lado, no sólo sufre nuestro cuerpo y se afecta al metabolismo, sino que el autoestima de la persona queda derrumbado al ver que nunca se estabiliza y hasta puede surgir de aquí un trastorno alimentario no específico por el temor a engordar bruscamente o a ver notables cambios en una báscula.

Lo ideal para prevenir fluctuaciones severas y lograr mantener el peso en un determinado valor con oscilaciones máximas de 2-3 kilos en torno a éste, es alejarnos de las dietas milagros, de las pastillas para adelgazar y de las dietas muy restrictivas que lo único que generan es un efecto rebote posterior.

Modificar hábitos y lograr una dieta equilibrada así como la práctica regular de ejercicio físico es la mejor forma de estabilizar nuestro cuerpo y perder el miedo a comer, así como a engordar, porque siempre estaremos enmarcados en un estilo de vdia saludable.

En Vitónica | Cómo perder 10 kilos para siempre En Vitónica | Lo que no debes hacer si quieres adelgazar con salud En Vitónica | Reeducación de hábitos para adelgazar con éxito Imagen | Pontuse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos