Compartir
Publicidad
Publicidad

Vitónica responde. Entrenar la flexibilidad: Principios básicos de los estiramientos

Vitónica responde. Entrenar la flexibilidad: Principios básicos de los estiramientos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Debido a las numerosas peticiones de algunos usuarios hemos decidido centrarnos en una serie de post enfocados a la realización de unos buenos estiramientos de las diferentes partes del cuerpo para trabajar así la flexibilidad y evitar un agarrotamiento de las articulaciones y un mejor estado muscular general. En esta ocasión lo que vamos a hacer es ver algunas nociones básicas a la hora de realizar estiramientos para trabajar la flexibilidad. Un punto de inicio que todos debemos tener en cuenta antes de comenzar a ponernos manos a la obra.

Ante todo y sobre todo es necesario que tengamos en cuenta lo que significa realizar estiramientos para el organismo. Es la mejor y principal manera de trabajar la flexibilidad y conseguir que los músculos no se agarroten. Esto se debe a que estirar es la clave para aliviar tensiones en la parte trabajada, ya que el ejercicio hace que las fibras musculares se contraigan y que queden rígidas, perdiendo flexibilidad y empeorando la movilidad general del cuerpo. Partiendo de este punto debemos seguir una serie de principios a la hora de trabajar la flexibilidad.

El estiramiento es la base para trabajar la flexibilidad, por ello es necesario que en todas las rutinas de entrenamiento dediquemos unos minutos a realizar estiramientos para así mantener los músculos flexibles y bien trabajados. Es necesario para ello que al terminar de realizar cualquier actividad deportiva estiremos, pero no solo en ese momento, pues podemos estirar en cualquier momento y así conseguir una perfecta salud muscular, ya que no tiene que ser necesariamente después del ejercicio, pues la flexibilidad no la debe trabajar solo la gente que practica deporte, sino que cualquier persona puede llevar a cabo estiramientos en su casa para mantenerse más flexible.

Los estiramientos deben ser algo progresivo y relajado, es decir, nunca podemos forzar a nuestro cuerpo a la hora de llevarlos a cabo. Lo que buscamos con ellos es mejorar el estado de nuestro cuerpo y con ello la salud general de los músculos. Por este motivo nunca podemos forzar demasiado, pues los resultados obtenidos pueden ser contrarios a lo que andamos buscando, ya que si forzamos demasiado podemos llegar a hacernos daño. Por ello los movimientos deben ser relajados y suaves en cada ejercicio que vamos a proponer en esta serie. Además, nunca debemos forzar hasta generar dolor, ya que si esto sucede es mejor dejar de estirar o realizarlo con menos intensidad hasta que no nos duela.

Mantener un estado de relajación a la hora de trabajar la flexibilidad y conseguir una respiración constante es algo a tener en cuenta, pues nos ayudará a realizar los movimientos de manera más tranquila y concienzuda, obteniendo así mejores resultados con el paso del tiempo, pues poco a poco, al estirar como es debido una determinada zona, conseguiremos una mayor flexibilidad en la misma. Para ello no hay que olvidar que es necesario mantener estirada esa zona durante unos segundos antes de descansar y cambiar de movimiento.

Imagen | RaidersLight

En Vitonica | Métodos para trabajar la flexibilidad
En Vitonica | ¿Por qué es importante mantener una buena flexibilidad?
En Vitonica | Metodología del entrenamiento de la Flexibilidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos