Compartir
Publicidad
Publicidad

La lactancia materna puede prevenir la obesidad

La lactancia materna puede prevenir la obesidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos acostumbrados a escuchar que la lactancia materna es la mejor manera de alimentar al bebe para protegerle de enfermedades y conseguir que se críe más fuerte. Esta afirmación no solo es cierta, sino que además, la lactancia infantil es la mejor manera de prevenir la obesidad de ese niño. Esta afirmación está respaldada por un estudio llevado a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn).

Según este estudio la gestación y la lactancia son dos momentos importantes a la hora de determinar si el bebe puede correr el riesgo de estar obeso en un futuro. La alimentación de la madre, y varias sustancias que se trasmiten al bebe a través de la leche materna parecen ser la clave de este sucedo. Una de las culpables precisamente de que evitemos la obesidad de nuestro hijo es la leptina, una hormona que llevan consigo las proteínas de la leche materna y que en el futuro será la que disponga si nuestro hijo correrá o no el riesgo de ser obeso.

La función de la leptina es la de reducir el apetito y aumentar el gasto energético de nuestro organismo. Por este motivo es una hormona fundamental a la hora de controlar nuestro peso. Las personas que padecen obesidad no contienen buenas cantidades de esta hormona, haciendo que su organismo no esté preparado para afrontar una dieta rica en calorías. En teoría el organismo de la madre genera esta sustancia para prevenir al hijo y prepararlo para una dieta rica en calorías. Por ello es importante que las madres tengan presente dar el pecho a su hijo, ya que a través de la leche le trasmitirán esta hormona que el organismo asimilará.

Por este motivo, este equipo propone la utilización de esta hormona como complemento a añadir en alimentos infantiles, de modo que evitemos el aumento de los casos de obesidad futuros. Pero no solo la lactancia determina el tipo de físico del niño, sino que la alimentación de la madre durante el embarazo tiene mucha importancia, ya que si ésta no sigue una dieta adecuada y equilibrada en la que no falte ningún nutriente, el riesgo de que el bebe sea más propenso a la obesidad es mayor. Es necesario que la madre no guarde dieta cuando está embarazada para así tener un bebe sano y protegido contra trastorno como la obesidad.

Vía | La Voz de Galicia Imagen | ,camille

En Vitonica | La leche materna confiere inteligencia a los niños En Vitonica | Los habitos alimenticios se heredan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos