Publicidad

Llevar una dieta sana, como la dieta mediterránea, podría contrarrestar los efectos negativos que tiene el sobrepeso en la salud

Llevar una dieta sana, como la dieta mediterránea, podría contrarrestar los efectos negativos que tiene el sobrepeso en la salud
Sin comentarios

Son numerosas y muy claras las evidencias que relacionan un mayor peso corporal con más riesgo de sufrir diferentes enfermedades. Sin embargo, una de las argumentaciones habituales es que tener un peso alto no es señal inequívoca de estar insanos si la persona hace deporte y come da manera saludable. Igual que tener un peso bajo o normativo no es signo de salud, si la persona come de manera poco saludable y es sedentaria.

Ahora una nueva investigación publicada en PLOS Medicine viene a apoyar, en cierta manera, este argumento. Y es que este estudio encuentra que llevar una dieta sana, como la dieta mediterránea, podría contrarrestar los efectos negativos que tiene en la salud el sobrepeso.

Para el estudio se evaluó el IMC, la dieta y los ratios de mortalidad de más de 79.000 individuos. En concreto, son datos obtenidos de población sueca - algo que hay que tener en cuenta a la hora de extrapolar los resultados a otras poblaciones. Se tuvo en cuenta cosas como la edad, la actividad física, el hecho de si fumaban o no y la situación socioeconómica, además de la adherencia a una dieta saludable como la mediterránea, rica en fruta, verduras, frutos secos, legumbres, granos enteros, aceite de oliva, pescado y carnes magras.

Katie Smith Uqs1802d0cq Unsplash

Se realizó un seguimiento de la información durante 21 años. Lo que encontraron fue que, entre las personas con obesidad, aquellas que tenían una alta adherencia a la dieta mediterránea presentaban menos riesgo de fallecimiento por todas las causas. Sorprendentemente, también encontraron que estas personas no tenían más riesgo de fallecimiento en comparación con las personas normopeso y adherencia a la dieta mediterránea.

De hecho, entre las personas con un peso normativo, aquellas que tenían baja adherencia a una dieta saludable sí presentaban más riesgo de mortalidad que los demás. En el caso concreto de las enfermedades cardiovasculares, se vieron los mismos resultados que en la mortalidad global, aunque en el caso de la obesidad la dieta no contrarrestaba del todo los efectos provocados por el sobrepeso.

Se trata de una investigación preliminar, en una población concreta, pero puede abrir las puertas a nuevas formas de tratar la obesidad. Centrándonos más en la adopción de hábitos saludables, que en el peso en sí.

En Vitónica | El estigma de la obesidad: la importancia de controlarlo para favorecer el tratamiento de esta enfermedad 

En Vitónica | Las cuarentenas pueden estar afectando al aumento de los índices de obesidad: así podemos cuidar nuestra salud en casa

Imágenes |Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios