Compartir
Publicidad

Ni la dieta ni las cremas son efectivas para mantener el bronceado más allá del verano

Ni la dieta ni las cremas son efectivas para mantener el bronceado más allá del verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de tanto esfuerzo, pasando horas bajo el sol este verano, restando tiempo de nuestro importante capital solar, llega la vuelta a la rutina y esa pálida piel contra la que hemos luchado estas vacaciones. Qué fastidio.

¿Y si pudiéramos mantener nuestro "moreno adquirido"? ¿Realmente es posible? Nos tememos que no. No se puede mantener fácilmente la pigmentación. La razón es el propio funcionamiento de nuestro cuerpo, ya que la melanina que nos da color tiene un papel claro y conciso en todo esto. Sin embargo, puede que aún haya alguna esperanza.

¿Por qué nos ponemos morenos?

Comencemos con lo básico y más importante: ¿por qué cogemos color? La razón es la melanina. Este pigmento natural aparece como consecuencia de exponer la piel al sol. Los melanocitos, una serie de células especialmente dedicadas a producirlo, se encuentran en la piel y su papel es protector. El sol produce daños en la piel debido a la alta capacidad energética de los rayos ultravioleta, especialmente los B (aunque no solo estos).

En respuesta al "ataque", los melanocitos producen melanina. Una protección insuficiente puede producir varios problemas, algunos de ellos severos. Entre las consecuencias de la insolación están las quemaduras de la piel, algo evitable con un buen protector. Además, esto puede llevarnos a vivir una reacción de la piel, como un eritema. También podemos sufrir de envejecimiento prematuro, manchas solares y otros problemas. Probablemente lo que más asusta, sin embargo, es la posibilidad de sufrir un melanoma, algo que nadie querría.

En definitiva, y como os hemos contado en más de una ocasión, ponerse moreno no es una señal de salud. Todo lo contrario, es una respuesta al ataque de la radiación solar. Por eso debemos asegurarnos de ayudar a nuestra piel a protegerse adecuadamente. Y, si comienza a desaparecer, lo que pasa es que ya no estaremos bajo el "estrés" que provoca el sol en nuestra piel.

Alimentación y cremas para mantener el bronceado

Si aún así queremos embarcarnos en la trepidante idea de mantener nuestro bronceado más allá del verano, veamos qué opciones tenemos. En primer lugar, existen las cremas autobronceadoras que prometen muchísimo. Pero la realidad es que solo son cremas que contienen pigmentos externos, que "aparentan" el moreno, y se van con un par de duchas. No, ninguna de estas cremas te ayudará a mantener mucho más el bronceado. Da igual lo que digan: la razón es que no pueden producir, por suerte, el efecto de sol en nuestra piel. En caso contrario, serían peligrosas para nuestra salud. Lo único que consiguen es "colorear" la piel. Y esto, también por suerte, se va.

En otro orden de cosas, podemos tomar baños de rayos UV. Esto, aunque muy apreciado, a no ser que tengamos un déficit de vitamina D, es mejor dejarlo de lado. Tomar rayos UV por mantenernos con la piel morena es someter a nuestro cuerpo al ataque de la radiación, aumentando las posibilidades de sufrir manchas solares, una enfermedad de la piel, envejecimiento prematuro y reducir nuestro capital solar. No merece la pena.

Photo 1531590533843 257e493b3b0e

Por otro lado, ¿podemos ayudarnos a mantener la piel morena gracias a la alimentación? Lo cierto, es que sin una dieta saludable, que contenga todos los nutrientes, vitaminas y oligoelementos necesarios, es imposible que nuestra piel funcione adecuadamente. Sí, es necesario tomar vitamina A, E, la serie de las vitaminas Bs, macronutrientes... para mantener un buen moreno. ¿Eso ayudará a mantenerlo más tiempo? Sí. Pero en el sentido de que, si no nos alimentamos adecuadamente, sencillamente, tendremos un problema.

Así que, si partimos desde una alimentación sana (realmente sana), probablemente ya habremos maximizado la posibilidad de mantener nuestro bronceado el máximo tiempo posible. No existe ningún tipo de evidencia que demuestre que suplementar nuestra dieta con vitaminas y otros complementos alimenticios, sean los que sean, ayuden a mantener el moreno más tiempo, por desgracia. Sin embargo...

¿Qué es la forskolina?

Hace un par de años, los resultados de una investigación levantaron algo de revuelo entre los amantes de la piel morena. Tras años de estudios, unos investigadores habían descubierto que una sustancia conocida como forskolina era capaz de inducir la pigmentación de la piel estimulando la producción de eumelanina por parte de los melanocitos. Eso sí, solo en ratones. De hecho, cuando lo probaron en humanos... nada pasaba.

Sin embargo, el revuelo, en 2017, vino porque descubrieron que si "apagaban" un gen concreto, relacionado con la producción de melanina en la piel, la forskolina también producía el mismo resultado en tejido humano. Pero claro, de nuevo, estamos ante pruebas de laboratorio y tejido en placas de petri.

Photo 1519255680055 56f0a6b27366

¿Ocurre esto mismo en humanos completos y vivos (dos cosas muy importantes a nivel histológico)? No lo sabemos. "Apagar" un gen como este, relacionado con una de las protecciones más fundamentales que tenemos, no es algo baladí. Tampoco sabemos qué efectos tendría a medio y largo plazo, y mucho menos qué podría causar la forskolina.

Así que, bueno, sí que existe un método para mantener el bronceado todo el año, como si del verano más intenso se tratase. Pero no podemos utilizarlo, al menos, por el momento. Aunque, quién sabe, tal vez veamos nuevas soluciones a este ¿problema? antes de lo que parece. Mientras tanto, recordemos que estar moreno, como ya hemos repetido hasta la saciedad, no es una señal de una piel saludable, por mucho que nos guste su tono tostado.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio