Una razón más por la que mejor no abusar de los edulcorantes: podrían perjudicar el funcionamiento del higado

Una razón más por la que mejor no abusar de los edulcorantes: podrían perjudicar el funcionamiento del higado
Sin comentarios

Los edulcorantes son ampliamente utilizados y distribuidos en alimentos varios. Sin embargo, aún son escasos los estudios que evalúan su efecto en el  organismo humano sobre todo considerando si afectan a poblaciones  específicas o si influyen sobre el desarrollo humano. Un reciente estudio nos da una razón más por la cual no debemos abusar de los edulcorantes, pues al parecer podrían perjudicar el funcionamiento del  hígado.

Acesulfame K y sucralosa alterarían el funcionamiento hepático

La investigación publicada recientemente en la revista Experimental Biology, evaluó el  efecto de dos edulcorantes no nutritivos: el acesulfame K y la sucralosa sobre el poder de desintoxicación del hígado humano, tras observar alteraciones en roedores.

Al parecer, los edulcorantes alterarían desintoxicación en el hígado ya que afectarían transportadores de salida transmembrana como la glicoproteína P, que contribuye a distribuir sustancias excretando sus metabolitos desde el hígado hacia la circulación general.

Alteraciones en la glicoproteína P junto a la administración de inhibidores farmacológicos de la misma, conducirían a la acumulación de sus sustratos y a la toxicidad.

La evaluación in vitro de los edulcorantes comprobó que bajas  concentraciones de acesulfame K y sucralosa o estos edulcorantes  combinados, inhiben la glicoproteína P y por lo tanto, podrían afectar la función de desintoxicación propia del hígado.

La alteración en la función de desintoxicación, propia del hígado, se ocasiona tanto con la exposición aguda como crónica a los edulcorantes acesulfame K y sucralosa. Por ello, se aconseja evitar un exceso de los mismos para evitar riesgos sobre la función hepática; sobre todo es importante ser cuidadosos si se toman medicamentos que usan la glicoproteína P como principal transportador de desintoxicación.

Estudios previos mostraron que los edulcorantes pueden estimular el apetito  cuándo se utilizan en reemplazo de azúcar y por lo tanto, conducir al  sobrepeso y la obesidad fomentando el almacenamiento de grasas así como  elevando el umbral de dulzor en nuestro paladar. Pero este estudio, nos da una razón más para no abusar de los edulcorantes en la dieta diaria.

En Vit´ónica | Los mejores recursos para endulzar sanamente nuestros platos sin acudir al azúcar ni usar muchos edulcorantes

Imagen | Unsplash

Temas
Inicio