Compartir
Publicidad

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (I)

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (I)
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica tenemos como fin último contribuir al logro de una vida más sana, por ello, hoy dedicamos unas líneas a aquellos que quieren comenzar de cero a adoptar hábitos saludables. Si eres sedentario y quieres cuidar tu salud, te contamos por dónde empezar.

Razones para abandonar el sedentarismo

Una de las primeras cosas que debes hacer para comenzar a cuidar tu salud y abandonar el sedentarismo es encontrar buenas razones para iniciar el cambio. Como siempre, la motivación es de gran importancia y sin duda ya debe existir algún motivo que te ha llevado a pensar en que debes moverte más y cuidar tu salud, pero desde Vitónica, sumamos fundamentos a tu decisión.

Entre las razones que puedes sumar para abandonar el sedentarismo se encuentran:

  • Mejorar el funcionamiento cardiovascular y revertir o controlar malestares frecuentes como hinchazón corporal, dolor de piernas, retención de líquidos y demás.
  • Conseguir una mejor forma corporal y mantener el peso o incluso, rebajarlo.
  • Mantener una adecuada salud ósea y reducir el riesgo de osteoporosis, así como las probabilidades de sufrir fracturas.
  • Lograr una postura adecuada y prevenir o eliminar dolores asociados a ésta.
  • Evitar la pérdida de masa muscular que se produce por la inactividad física así como por el paso del tiempo.
  • Prevenir enfermedades de todo tipo, desde aquellas asociadas al metabolismo como diabetes, obesidad, hipertensión y otras, hasta enfermedades degenerativas como cáncer.
  • Reducir el estrés y sus efectos sobre nuestro cuerpo.
  • Mejorar la salud mental y emocional al liberar tensiones, ganar en autoestima y confianza en ti mismo.
  • Controlar o tratar enfermedades y/o lesiones, pues el ejercicio es necesario para rehabilitar estructuras corporales así como también, para controlar problemas de colesterol alto, diabetes u otro tipo de patologías.
  • Por último, si ya has decidido abandonar el sillón, recuerda todo el tiempo que una razón válida y básica para ejercitarte con regularidad es vivir más y mejor.

El fin último de abandonar el sedentarismo debe ser vivir bien, es decir, mejorar la calidad de vida, pues independientemente de tu motivo actual, de la razón que te ha llevado a decidir abandonar el sedentarismo, debes encontrar un fundamento para sostener la actividad en el tiempo.

Cuando hayas logrado perder los 5 kilos que deseabas, o cuando ya tu colesterol se haya reducido, esa razón: vivir mejor, será la que te incentive a continuar en movimiento y a no regresar al sedentarismo sino a disfrutar del cuidado de tu salud.

Ya sabes, el primer paso para empezar a cuidar tu salud y decirle adiós al sedentarismo es tener buenas razones para ponerte en marcha. Te proponemos que listes y enumeres los incentivos, motivos y fundamentos para cambiar y no los olvides jamás.

En Vitónica | Los riesgos de elegir el sedentarismo En Vitónica | ¿Buscas un eficaz seguro de vida? Haz actividad física Imagen | Ed Yourdon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio