Compartir
Publicidad

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (V)

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo? (V)
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los sedentarios que han decidido decirle adiós al sillón para darle la bienvenida a una vida más activa, hoy te mostramos por dónde empezar y qué medidas tomar para que el entusiasmo no ser pierda rápidamente, sino que podamos hacer del ejercicio, todo un hábito de vida.

Consejos para mantener el hábito de ejercitarse

Seguramente muchas veces os ha sucedido de comenzar una actividad física y al cabo de un par de semanas, dejarla en el olvido para volver al sillón y a la vida sedentaria. Para que esto no suceda y realmente puedes cumplir tu objetivo de cuidar la salud, te contamos cómo crear el hábito de ejercitarte con regularidad.

En primer lugar, debes haber escogido muy bien la actividad en función de lo que hemos hablado con anterioridad, es decir, la actividad deportiva o el entrenamiento que realices, debe ser acorde a tus objetivos, necesidades, posibilidades y gustos, pues de lo contrario, acabará por aburrirte, perjudicarte o cansarte en poco tiempo.

Además de ello, es fundamental que podamos sostener la motivación y los deseos de ejercitarnos, para ello, podemos registrar los cambios y progresos que vemos en nosotros. Es decir, si ahora podemos levantar más peso, si no nos fatigamos rápido y rendimos más, si cada vez corremos más kilómetros y por qué no, si hemos reducido el peso así como los centímetros de la cintura.

Conocer nuestros logros, aunque sean mínimos, sirve como incentivo y aliento para no bajar los brazos.

sedentarismo5.2

Por otro lado, no vamos a negar que fácilmente cumpliremos con nuestro compromiso de asistir a la práctica o entrenamiento, por ello, en un principio debes echar mano a tu fuerza de voluntad, desmantelar las excusas más frecuentes e infundadas y hacer todo lo posible por asistir, pues una vez allí sentirás la recompensa por no haberte dejado vencer por la tentación del sillón.

Hazte un lugar en la agenda e intenta respetar el compromiso con tu entrenamiento tal como lo harías para asistir al médico o a una reunión laboral. De esta forma, con paciencia, entrenando unas 3 veces por semana de forma continua, el tiempo transformará al ejercicio en un hábito de vida.

Si bien no se puede decir con exactitud cuánto tiempo debemos esperar para lograr de la actividad un hábito, se estima que se requieren alrededor de 2 meses para que el ejercicio de forma repetitiva en el tiempo se transforme en un hábito y ya no lo podamos sacar de nuestro estilo de vida y la rutina.

Recuerda, con paciencia todo se puede lograr, sólo se necesita esfuerzo y perseverancia para vencer al sedentarismo y ganarse los beneficios de una vida más activa.

En Vitónica | Consejos para crear un hábito de entrenamiento Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio