Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Te has pasado con los mojitos? Esto ocurre en tu cuerpo y por eso sufres resaca

¿Te has pasado con los mojitos? Esto ocurre en tu cuerpo y por eso sufres resaca
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si en verano se ha vuelto frecuente la ingesta de bebidas alcohólicas en mayores cantidades y te sientes verdaderamente afectado el día después, te contamos lo que ocurre en tu cuerpo cuando sufres resaca.

¿Qué es y por qué aparece la resaca?

Podríamos denominar resaca a las consecuencias tanto físicas como mentales que provoca el consumo de alcohol en cantidades elevadas que ofrecen dosis tóxicas de etanol al organismo.

La metabolización del etanol da como resultado sustancias como el acetaldehído en la sangre que en proporciones elevadas puede ser el principal responsable de la resaca, al ocasionar entre otras cosas, malestar general, dolor de cabeza, somnolencia, disminución del estado de alerta, sensación de frío constante y síntomas gastrointestinales en algunos casos.

No obstante, un estudio publicado en Current Drug Abuse Review sugiere que el sistema inmune de cada persona puede también estar involucrado en el desarrollo de resaca. Eso explicaría por qué algunas personas nunca experimentan estas consecuencias así como la intensidad de los síntomas varía dependiendo cada individuo. De hecho, los inhibidores de prostaglandinas (sustancias que nuestro cuerpo genera en defensa) podrían reducir la severidad de la resaca.

Y si bien no hay factores que más allá del consumo excesivo de alcoho generen resaca, algunos como la falta de sueño, el tabaquismo, la genética y el estado de salud podrían agravar su manifestación.

1366 20001

Remedios contra la resaca ¿existen?

Los remedios contra la resaca, es decir, para aliviar los síntomas de su presencia siempre han sido muy populares y se proponen como la forma de paliar el consumo excesivo de alcohol que hemos tenido el día anterior.

Sin embargo, ¿realmente existen? Si pensamos que su desarrollo está asociado a la metabolización de grandes cantidades de etanol y que mucho depende del organismo de cada persona, todo indica que los remedios contra la resaca no funcionan en realidad.

No hay remedios naturales científicamente probados que resulten efectivos para reducir los síntomas de la resaca

La leche es uno de los remedios naturales más recomendados para aliviar la sed, ofrecer potasio y azúcares naturales que contrarrestarían la hipoglucemia que ocasiona el alcohol. Sin embargo, los niveles de glucosa en sangre así como de cuerpos cetónicos no se han vinculado a la presencia de resaca en el estudio anteriormente nombrado.

Otro remedio casero muy popular es el zumo de limón que por su efecto laxante lo recomiendan para "depurar" al organismo del exceso de alcohol, y aunque puede servir para hidratar, no hay pruebas científicas que confirmen su validez para reducir la resaca.

El plátano también se propone como un buen neutralizador de las náuseas ante la presencia de resaca pero la realidad es que quienes lo hayan probado de seguro no lograron lo antes dicho, pues un cuerpo intoxicado por el alcohol no recibirá bien este ni otros alimentos.

1366 20002

La miel es otro alimento que se recomienda para evitar la resaca pero como hemos dicho, la glucosa en sangre reducida no es causante de la misma por lo tanto, su ingesta no hará más que sumar energía derivada de azúcares al organismo.

El café para "despertarnos" puede agravar los síntomas al deshidratarnos aun más y también al afectar nuestro sistema nervioso. Por su parte, las hierbas frescas, los laxantes, o los analgésicos tampoco serían de gran ayuda para aliviar los síntomas de la resaca, según concluye una investigación publicada en 2010 que señala que lo único que ha resultado efectivo son los inhibidores de prostaglandinas y los aceleradores del metabolismo del etanol que son fármacos que debería recetar un profesional en estos casos.

Mejor prevenir que buscar la cura

Dado que no hay verdaderos remedios para la resaca, lo mejor que podemos hacer es prevenir la misma y para ello nada más atinado que evitar su causa: el consumo elevado de alcohol.

Beber alcohol, aun con moderación, es perjudicial para la salud

Si bien aun en mínimas cantidades el alcohol es nocivo y por ello siempre deberíamos evitar su consumo, podemos reducir las probabilidades de sufrir resaca si bebemos ocasionalmente y con moderación, intentando no superar la copa diaria.

Por otro lado, estar bien hidratado y descansado, así como beber con el estómago lleno o mientras comemos podría reducir su aparición al evitar que nuestro organismo tenga la máxima expresión de un organismo intoxicado, deshidratado, mal alimentado y con sueño.

Además, beber lento podría ser clave para metabolizar de forma más adecuada el etanol y no acumular en poco tiempo sustancias tóxicas en sangre que son responsables del desarrollo de resaca.

Bibliografía consultada | Current Drug Abuse Reviews, Volume 3, Number 2, June 2010, pp. 68-75(8); Current Drug Abuse Reviews, Volume 3, Number 2, June 2010, pp. 103-109(7); y Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU.
En Vitónica | Hacer deporte con resaca, ¿una buena idea?
Imagen | Pixabay e iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos