Compartir
Publicidad

Trucos para evitar intoxicarnos a la hora de coger setas

Trucos para evitar intoxicarnos a la hora de coger setas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las setas son un alimento propio del otoño y más ahora con las primeras lluvias, momento en el que salen a la luz y nos las encontramos en cualquier bosque de nuestra geografía. Es cierto que se trata de un alimento con un aporte nutritivo elevado, sobre todo son de destacar por su alto contenido en proteínas y minerales, necesarios para la salud. A esto debemos sumarle su buen sabor, que las convierte en todo un manjar. Pero no todo entorno a las setas es bueno, ya que existen variedades tóxicas que pueden hacernos mucho daño sin nosotros saberlo. Por ello queremos dar algunos consejos a la hora de ir a por setas.

A lo largo de nuestra geografía podemos encontrar muchas variedades de hongos pero no todos son comestibles. A esto debemos sumarle que la mayoría de nosotros no conoce a la perfección las variedades buenas para el consumo humano, por ello es esencial que no nos lancemos a comer cualquier tipo de hongo que nos encontremos, ya que esto puede ser fatal.

En primer lugar lo que debemos hacer es asegurarnos de que es un ejemplar bueno para el organismo. Si tenemos la mínima duda debemos desechar su consumo y solamente decantarnos por las variedades de las que estamos seguros y que sabemos a ciencia cierta que son comestibles. En este punto debemos poner especial interés, ya que existen variedades casi iguales a la vista, pero que tienen algunas pequeñas diferencias que son la clave para diferenciar el tipo de seta que estamos consumiendo y si es o no tóxica para el organismo.

Es bueno que antes de decidirnos a consumir una seta, ante la menor duda consultemos en algún manual o con alguna persona que sepa diferenciar bien las diferentes especies y tipos. El asesoramiento es estos casos siempre viene bien, ya que no podemos dejarnos llevar por el mero hecho de encontrar una seta y comerla sin más. Además, es necesario que siempre antes de prepararlas las analicemos a la perfección, ya que muchas están infectadas de larvas que pueden hacernos mal. Por ello es necesario que las limpiemos muy bien antes de comerlas.

Una cosa que debemos tener presente para no intoxicarnos comiendo setas es que no siempre las que tienen mejor apariencia son las mejores. Precisamente los ejemplares más llamativos, coloridos y con una forma más regular suelen ser los más nocivos para la salud. Por eso en el caso de las setas no nos debemos dejar llevar por las apariencias nunca, sino por el simple conocimiento de ese tipo de seta y sus virtudes.

Imagen | mzacha

En Vitonica | Las setas son una excelente fuente de potasio En Vitonica | Las setas, proteínas de otoño En Vitonica | Huesos y músculos más fuertes comiendo setas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos