Compartir
Publicidad
Albóndigas de merluza y gambas en salsa verde: receta saludable ideal para tupper
Recetas Saludables

Albóndigas de merluza y gambas en salsa verde: receta saludable ideal para tupper

Publicidad
Publicidad

En casa suelo preparar el pescado en el horno o a la plancha para comerlo al momento, pero no son técnicas muy adecuadas para llevar el tupper cuando toca almorzar fuera. Una buena alternativa son elaboraciones como estas albóndigas de merluza y gambas en salsa verde, un plato estupendo para dejar listo con antelación que aguanta bien el recalentamiento.

Las albóndigas se suelen preparar remojando miga de pan en leche pero es un paso que siempre me ahorro; prefiero darles consistencia con harina de garbanzos que además suma proteínas vegetales. Con esta receta, o en formato de hamburguesas, podemos aprovechar pescado congelado de menor calidad, aunque si tenemos merluza fresca saldrán más ricas.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Merluza limpia 300 g
  • Gambas frescas o congeladas, limpias 10
  • Yema de huevo 1
  • Ralladura de limón pequeño 1
  • Ajo granulado
  • Perejil fresco (2 cucharadas) picado para el relleno 30 ml
  • Harina de garbanzos (aproximadamente) 20 g
  • Hinojo molido al gusto
  • Cebolleta picada 1
  • Vino blanco 100 ml
  • Caldo de pescado o verduras 300 ml
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco extra para la salsa

Cómo hacer albóndigas de merluza y gambas en salsa verde

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 20 m

Limpiar bien la merluza de piel y posibles espinas. Picar a cuchillo en piezas pequeñas o usar una trituradora o picadora eléctrica. Picar también las gambas peladas y añadir una pizca de ajo granulado. Añadir una pizca de sal, pimienta negra recién molida y ralladura de medio limón, bien fina.

Incorporar el perejil lavado y picado, un poco de hinojo molido o comino y mezclar. Agregar la yema de huevo con un tenedor y echar la harina de garbanzos. Mezclar todo bien hasta tener una masa homogénea que se pueda formar con las manos.

Preparar un cuenco hondo con pan rallado -mejor si es casero de pan integral de verdad- o con harina de avena o garbanzos. Formar bolitas no muy grandes y pasarlas por la mezcla. Es más fácil con las manos ligeramente humedecidas.

Dorar las albóndigas por todos lados en una buena sartén antiadherente ligeramente engrasada con aceite de oliva, o cocinarlas en el horno a 170ºC durante unos 20 minutos. Reservar.

Picar la cebolleta muy fina y pochar con un poco de aceite en la misma sartén, añadiendo una pizca de sal. Cuando esté transparente, agregar el vino, dejar que evapore el alcohol y echar un buen puñado de perejil fresco picado. Cubrir con el caldo, bajar el fuego y dejar unos 10-15 minutos. Añadir las albóndigas, tapar y cocer el conjunto unos 5-10 minutos más.

Albóndigas de Merluza. Pasos

Con qué acompañar las albóndigas de merluza y gambas

Como decía al principio, las albóndigas de merluza y gambas son un plato perfecto para llevar en tupper o para guardar para el día siguiente con su salsa. Las serviremos con un extra de perejil fresco al gusto, como primer o segundo plato, o acompañadas de arroz, cuscús, puré de patatas casero o algunas verduras. También se pueden congelar después de pasarlas por la sartén y añadirlas directamente a sopas o guisos.

En Vitónica | Merluza en salsa de puerro y azafrán. Receta saludable
En Vitónica | Filetes de merluza con crujiente de limón, romero y tomillo. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio