Compartir
Publicidad

Gallo en salsa ligera de vino blanco. Receta saludable

Gallo en salsa ligera de vino blanco. Receta saludable
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pescado blanco es una de las opciones más saludables que tenemos para sumar proteínas a nuestra dieta. Hay que procurar cocinarlo a la plancha o al horno, controlando el tiempo de cocción. Esta receta de gallo en salsa ligera de vino blanco es muy sencilla y muy sabrosa.

El gallo es un pescado plano del que se extraen con facilidad los lomos limpios, tiene una textura muy suave y por eso es perfecta para grandes y pequeños. Lo cocinaremos al horno para servirlo con una salsa muy ligera que realza su sabor y lo mantiene jugoso.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 gallos limpios, 1/2 cebolla dulce o 2 chalotas pequeñas, 1 hoja de laurel, 125 ml de vino blanco, 125 ml de agua o caldo, 1 cucharadita de Maizena, 1 limón, perejil picado, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer gallo en salsa ligera de vino blanco

Precalentar el horno a 200ºC. Picar finamente la cebolla o las chalotas. Calentar un poco de aceite de oliva en una cazuela y añadir la cebolla. Bajar la temperatura y dejar pochar a fuego suave durante unos 10 minutos, vigilando que no se queme. Agregar la hora de laurel, el vino y el agua o caldo.

Llevar a ebullición y dejar reducir a fuego medio durante unos 10 minutos. Diluir la Maizena en un poco de agua muy fría y ligar la salsa. Añadir perejil picado fresco o seco, retirar el laurel y reservar.

Cortar cada filete de gallo en dos lomos y colocarlos en una bandeja o fuente para horno. Salpimentar y regar con el zumo de limón. Doblar cada filete sobre sí mismo dejando la piel hacia arriba, y hornear durante 5 minutos. Colocar en la cazuela, calentar 1 minuto y servir.

Gallo en salsa ligera de vino blanco. Receta saludable. Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta receta de gallo en salsa ligera de vino blanco es un estupendo segundo plato perfecto también para el verano, pues no resulta nada pesado. Si queremos guarnición podemos acompañarlo de unas patatas asadas o cocidas, o un poco de arroz. Con una ensalada de primer plato y alguna fruta de postre tendremos un menú saludable y completo.

En Vitónica | Langostinos en salsa fresca de melocotón y pimientos. Receta saludable
En Vitónica | Ensalada de garbanzos con maíz y aguacate. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio