Compartir
Publicidad
Pizzetas de harina de garbanzos con crema de aguacate: receta saludable
Recetas Saludables

Pizzetas de harina de garbanzos con crema de aguacate: receta saludable

Publicidad
Publicidad

Puede que pensar en cenar garbanzos no apetezca mucho -porque lo asociamos a digestiones pesadas, más que nada-, pero cuando se transforman en harina la cosa cambia. Conocida como besan, en casa es uno de mis recursos favoritos para preparar platos saludables y muy apetecibles sin complicaciones, como estas pizzetas ricas en proteínas.

En este caso mezclamos la harina de garbanzos con un poco de aceite, especias de curry para dar sabor y agua, hasta obtener una especie de papilla, similar a la masa de los crêpes corrientes. Las cantidades son algo orientativas porque diferentes tipos de harina pueden absorber más o menos líquido. La cobertura de aguacate es perfecta para dar salida a la fruta que se nos haya puesto demasiado madura, convertida casi en un paté.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Harina de garbanzos 75 g
  • Aceite de oliva virgen extra 5 g
  • Mezcla de especias de curry o similar, al gusto
  • Perejil fresco u otra hierba, al gusto
  • Agua (aproximadamente) 150 g
  • Aguacate maduro 1
  • Zumo de limón 5 ml
  • Yogur natural o queso cremoso 15 ml
  • Concentrado de tomate o puré de tomate natural
  • Aceitunas negras
  • Queso de rulo de cabra o requesón
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal

Cómo hacer pizzetas de harina de garbanzos con crema de aguacate

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 30 m

Combinar la harina de garbanzos con las especias de curry, el aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y otra de pimienta en un cuenco, añadiendo hierbas frescas picadas si se desea. Agregar el agua y mezclar muy bien con unas varillas hasta no tener grumos.

Ajustar la cantidad de harina o de agua poco a poco para obtener una textura de papilla homogénea. Tapar con plástico film y dejar reposar como mínimo 30 minutos. Se puede hacer incluso la noche antes y dejarla en la nevera. Precalentar el horno a 200ºC.

Engrasar un poco con aceite una buena sartén antiadherente, calentar a temperatura media y cubrir el fondo vertiendo parte de la masa. Si la hacemos más fina nos quedará más crujiente, aunque puede ser más quebradiza. Si es posible, usar una sartén o cazuela que se pueda introducir al horno.

Cocinar hasta que veamos que está firme y más dorada por los lados. Terminar de cocinar introduciendo la sartén en el horno, o dar la vuelta con cuidado como si fuera un crêpe. En el horno tardará pocos minutos. Retirar y poner en una bandeja de horno; repetir los pasos con el resto de masa hasta terminarla.

Mezclar la carne de aguacate con el limón, sal, pimienta y yogur, hasta tener una crema. Si el aguacate es pequeño necesitaremos quizá dos, o uno y medio. Cubrir cada pizzeta con la crema y repartir encima porciones de tomate -o usar tomate fresco-, aceitunas bien escurridas y queso de cabra.

Dar un golpe de pimienta y hornear hasta que se gratine y la masa esté bien crujiente. Servir con orégano por encima. Dependiendo del tamaño nos saldrán más o menos unidades -yo quise probar con dos sartenes distintas, ambas salieron bien-.

Pizzetas. Pasos

Con qué acompañar las pizzetas

Con estas cantidades salen dos porciones para compartir con una crema de verduras, una ensalada o alguna pieza pequeña de pescado o carne magra a la plancha. Incluso puede tomar las dos pizzetas una misma persona como plato único si va con hambre y necesita reponer energías.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio