Compartir
Publicidad
Raita de yogur y remolacha: receta saludable y refrescante
Recetas Saludables

Raita de yogur y remolacha: receta saludable y refrescante

Publicidad
Publicidad

Nunca me cansaré de alabar las bondades y virtudes del yogur, tan saludable como versátil y, si es de calidad, delicioso. En cuanto aprietan las temperaturas del verano además lo consumo mucho más en platos salados, ya sea como salsa, aderezo o como protagonista casi absoluto. Esta receta de raita de yogur y remolacha pertenece al último grupo, tan vistosa como sencilla.

La raita o raitha es una elaboración típica de la cocina india y otras regiones del sureste asiático que puede adoptar muchas formas diferentes. Básicamente consiste en combinar yogur con algún vegetal, normalmente también especias, hierbas y/o aceite. Si se deja una textura ligera podría emplearse como aliño, pero a mí me gusta la versión espesa para devorar con cuchara.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Yogur griego natural 250 g
  • Remolacha cocida 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra 5 ml
  • Comino molido 2 g
  • Comino en grano 2 g
  • Mostaza en grano 2 g
  • Cayena o chile molido, una pizca
  • Sal
  • Eneldo , perejil o cebollino fresco

Cómo hacer raita de yogur y remolacha

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m

Cocer la remolacha en el caso de tenerla cruda, sin desechar las hojas y tallos porque son muy ricos en un revuelto o tortilla. Es fácil comprarla ya cocida para consumir, pero procurad que sea al natural, sin vinagre y, a ser posible, sin sal.

Rallar la remolacha con cuidado, usando el grosor que más nos guste. Yo prefiero que sea grueso para dar más textura a la raita, me gusta "morder" más. Cuidado que mancha muchísimo.

Llevar el yogur a un cuenco o plato hondo, reservando el líquido del suero por si queremos corregir la textura al final. Añadir todas las especias, el aceite y un poco de sal, mezclando bien. Si tenemos tiempo y ganas, podemos tostar levemente las semillas en una sartén para que liberen su aroma.

Incorporar la remolacha procurando repartirla de forma homogénea. Probar y ajustar lo que haga falta: más yogur o líquido -se puede rebajar también con un poco de leche-, sal, más especias... Es totalmente personalizable. Si nos gusta un puntito picante, podemos añadirle cayena o algunas gotas de salsa.

Raita de Remolacha. Pasos

Con qué acompañar la raita

A la hora de servir la raita de remolacha podemos aderezarla con un poco de aceite de oliva virgen extra y hierbas frescas, el eneldo le va especialmente bien. Lo ideal es tomarla fría -no helada-, como salsa para mojar crudités de verduras o como aperitivo con cuchara. También es un buen picoteo sano a cualquier hora del día, muy saciante pero digestivo, rico en proteínas y muy refrescante.

En Vitónica | Pollo marinado con leche de coco y arroz: receta saludable
En Vitónica | Ensalada de cogollos a la plancha con aguacate y yogur de cabra: receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio