Publicidad

Tres consejos para correr por la playa de forma segura

Tres consejos para correr por la playa de forma segura
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si la playa es uno de tus terrenos preferidos para correr debes de tener una serie de aspectos en cuenta para evitar lesiones y hacer más saludable está práctica. Sigue estos consejos para correr en la playa.

  • Corre primero por la arena húmeda: es un terreno más estable y nos servirá de calentamiento para después correr por la arena seca, donde el trote se hace más pesado e inestable.
  • Cuidado con los desniveles: normalmente las playas suelen tener cierto desnivel hacia el mar. Si ese desnivel es mucho puede que forcemos la articulación de la rodilla y tobillo para salvar dicho desnivel y acabemos lesionándonos. Es importante que antes de empezar a correr por la arena fortalezcamos nuestras articulaciones con el trabajo de fuerza.

  • Precaución al correr descalzo: si no estamos acostumbrados a correr descalzos y nos pasamos en los primeros rodajes podemos hacernos heridas en los pies o lesionarnos a nivel muscular. Para empezar alternemos series cortas con los pies descalzos con series más largas calzados, y así progresivamente podremos ir introduciendo más distancia sin calzado hasta que el pie se acostumbre. Lo más importante en este caso es realizar una buena progresión de correr calzado a correr descalzos.

Y no está de más llevar algún método para hidratarnos, ya que en la playa el sol nos castiga más y nos deshidratamos más fácilmente. Localiza las fuentes de agua que haya cerca de la playa para poder hidratarte de forma rápida, o bien lleva contigo una pequeña mochila de hidratación o camelback.

Este artículo fue publicado originalmente por Juan Lara en mayo de 2009, y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir