Compartir
Publicidad
Publicidad

La nutrición del triatleta: precompetición (IV)

La nutrición del triatleta: precompetición (IV)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En las primeras entradas de la nutrición del triatleta hablamos de los aspectos generales de la nutrición, de los macronutrientes y sus cantidades y prioridades, de las vitaminas, puntualizamos aspectos particulares que se tenían en cuenta a la hora de tomar hidratos e hicimos una entrada especifica para la hidratación, un tema muy importante para los deportes de largas distancias.

En el artículo de hoy de la serie sobre la nutrición del triatleta vamos a hablar de lo referente a la alimentación en torno al periodo previo a la competición, pero más que nada daremos unas pequeñas pautas a seguir para que vosotros mismos seleccionéis lo que sí o no debéis ingerir.

Meteorología

Algo muy importante que influencia de forma exponencial en el tipo de comida que debemos tomar son las condiciones meteorológicas, el calor y humedad frente al frío y la sequedad hacen que las calorías consumidas varíen cuantitativamente de un momento dado a otro. Así que nuestra recomendación es que pruebes en este caso los días previos a la competición y si es posible en similares condiciones.

Como el tiempo meteorológico es imprevisibles y aunque hayamos probado los días previos en condiciones similares, puede que en el momento de la prueba el tiempo haya cambiado radicalmente así que haz todas las pruebas que puedas tanto en entrenamientos como en competiciones mucho menos importantes.

Sólido o líquido

Como casi siempre cada cuerpo es un mundo y no va a ser menos en la alimentación previa a la competición, en la que a algunas personas le vendrá perfectamente las presentaciones líquidas y a otras tantas las presentaciones sólidas, por tanto lo primero que debes hacer es experimentar con ambas opciones en los periodos de entrenamiento del triatlón.

Pero aquí hay una peculiaridad ya que dependiendo de las condiciones meteorológicas habrá que tomar más o menos líquidos, es decir, aunque el cuerpo no tolere muy bien los líquidos antes de la competición, bien por lo nervios o por la tensión, o bien por que nuestro aparato digestivo le molesta, debemos hidratarnos previamente con cabeza.

Hidrátate

Lo ideal es tomar durante el día anterior una buena cantidad de líquidos, no sólo agua, sino también probar la bebida energética que pueda darse en la competición. Así que acércate hasta los puntos de información o al área de venta y promociones de la competición y compra la bebida que te van a dar. Normalmente si el triatlón es larga por muy poco precio podrás beber cuanto desees.

Así que con el fin de ir bien hidratado bebe entre 2 y 4 litros de líquido, tanto agua como isotónico, pero no lo bebas mucho según se va acercando la hora de dormir ya que si has bebido mucho tendrás que levantarte quizá varias veces a orinar y es mucho más importante que esa noche descanses perfectamente.

¿Cuantas horas antes comer?

Como siempre si preguntamos a un diferentes triatletas unos te dirán que es imprescindible comer y otros que no, pero en la mayoría de los caso lo oportuno es comer siempre, pero respetar un horario a la hora de realizarlo, es decir, saber cuantas horas deben de pasar desde la última comida a la competición.

Lo normal es ingerir entre 350 y 700 calorías de dos a tres horas antes de la hora de inicio a la competición, así que si es de mañana la competición no te queda otra de poner el despertador, levantarte tranquilamente y desayunar y sin más volver a la cama para estar lo más descansado posible.

Con el fin de ayudaros a saber separar o espaciar las comidas previas o el tiempo que debe pasar desde que comemos hasta la competición os vamos mostrar una tabla de comidas previa a la competición para las dos distancias de sprint más comunes, la distancia sprint y la distancia olímpica:

competi.jpg

Cenar mucho la noche anterior

Nunca lo hagas si te pasas comiendo la noche previa a la competición, lo más probable es que no duermas bien y te levantes con sensación de cansancio y abotargado. Algunos triatletas no comen a partir de las tarde porque sienten que al día siguiente no se siente descansado y no han aprovechado al máximo el provecho del sueño nocturno.

Imagen | Wikimedia commons

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos