Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos casos en los que hay que aumentar la ingesta de vitaminas

Algunos casos en los que hay que aumentar la ingesta de vitaminas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las vitaminas son uno de los nutrientes esenciales para el ser humano, ya que el correcto funcionamiento de nuestro organismo depende de un correcto aporte de las mismas. Hay que tener en cuenta que las vitaminas están presentes en todos los actos que tienen lugar en nuestro organismo, y por ello la importancia de que no existan carencias. Pero existen casos en los que las necesidades de vitaminas son mayores. Por ello vamos a hacer un repaso por éstos.

Las frutas y verduras son alimentos que nos aportan infinidad de vitaminas. Es cierto que todos los alimentos suelen tener por norma general algún aporte vitamínico, pero éstos son los que debemos tener siempre presentes en nuestra dieta y consumir día a día si queremos mantener unos niveles adecuados. Muchas personas echan mano de suplementos que aportan vitaminas sin necesidad de ellos, ya que con la alimentación correcta se puede cubrir esos niveles. Por ello es necesario que tengamos presentes los casos en los que las vitaminas requeridas son mayores.

Los deportistas

Las personas que practicamos deporte somos uno de los grupos que necesita un aporte extra de vitaminas. La actividad física desencadena en el organismo un efecto que hace que los músculos sufran algo parecido a un estrés momentáneo que aparece cuando estamos practicando deporte, y por ello las necesidades vitamínicas son mayores. Es necesario cubrirlas para poder hacer frente al ejercicio y conseguir que los músculos regresen a la normalidad después de haber trabajado con ellos y se encuentren preparados para hacer frente de nuevo a una rutina de entrenamiento.

Jóvenes y niños

Los jóvenes y niños también necesitan un aporte extra de vitaminas, ya que tienen un consumo mayor a causa de que su cuerpo se está desarrollando y sin hacer nada necesita de estos nutrientes para generar nuevos tejidos. A esto hay que sumarle la actividad elevada que lleva un niño y un adolescente, lo que hace que el consumo vitamínico y el requerimiento sean mucho mayores que el de un adulto en todos los aspectos.

Mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas también requieren un mayor aporte vitamínico. Hay que tener en cuenta que el metabolismo de la embarazada se acelera debido a que el cuerpo experimenta una serie de cambios encaminados a adaptar el cuerpo al ser que está creciendo. Por ello que el aporte vitamínico sea mayor, pues las vitaminas son necesarias en este caso para generar nuevos tejidos y mantener la actividad habitual de la mujer embaraza.

Fumadores y bebedores

Los fumadores también necesitan un aporte extra de vitaminas. Concretamente es necesaria una mayor ingesta de vitamina C, que no se asimila de manera tan sencilla a causa del efecto que la nicotina tiene en nuestro organismo. Por eso es necesario que aumentemos la ingesta de este nutriente que tiende a escasear en el organismo. Lo mismo sucede con los alcohólicos, pues el alcohol no nos aporta vitaminas e impide la correcta asimilación de las mismas. Por ello estas personas tendrán déficit vitamínico.

Las personas mayores

Las personas mayores también necesitan un aporte extra de vitaminas, ya que a medida que pasan los años el metabolismo no funciona de la misma manera, sino que se ralentiza y no asimila igual los nutrientes, y las vitaminas son uno de ellos. Por ello es necesario en muchas ocasiones un aporte extra de vitaminas mediante suplementos. A esto hay que sumar la falta de apetito que aparece con el paso del tiempo y la pérdida del gusto, lo que hace que la ingesta de vitaminas sea menor.

Los que no ven el sol

Las personas que trabajan en horario nocturno o en lugares cerrados también suelen necesitar un aporte extra de vitaminas. En concreto la vitamina D, que se asimila por medio de la acción del sol en la piel. En estos casos simplemente bastará con intentar pasar unos diez minutos diarios en el sol para procurar que se asimile correctamente esta vitamina. Ya que si no dejamos que el sol toque nuestra piel, difícilmente asimilaremos la vitamina D a pesar de ingerir muchos complementos.

Vía | SportLife Imagen | OlsenWeb

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos