Publicidad

Las judías verdes, beneficios del verano

Las judías verdes, beneficios del verano
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En VItónica hemos hablado en infinidad de ocasiones acerca de los frutos de temporada. En este caso no vamos a ser menos. Es cierto que esta verdura la encontramos a lo largo de todo el año, pero es un fruto de temporada, concretamente de ahora, del verano. Se trata de la judía verde, un alimento que nos brindará una serie de beneficios a tener en cuenta y por los que hemos decidido detenernos a analizar este alimento.

Como decíamos, a lo largo del año las encontramos en conserva o congeladas, pero es ahora cuando podemos disfrutar de todas sus propiedades recién cortadas. La judía verde es de donde se originan las judías pintas o blancas, solo que estas segundas están secas. En este caso la judía verde es el fruto tierno y como tal tiene una serie de beneficios propios, pues con ellas ingerimos toda la vaina en la que se incluye el fruto y la cáscara.

Un alimento bajo en calorías y grasas

En primer lugar vamos a destacar su bajo aporte calórico. Como buen vegetal tiene pocas calorías y muchos nutrientes. Concretamente en este caso la media de aporte calórico son de 31 calorías por cada 100 gramos de alimento. Junto a esto hay que destacar su bajo aporte graso, ya que contienen menos de un gramo de grasa por cada 100 gramos. Por ello este alimento es un perfecto acompañante en cualquier dieta de control de peso.

La judía, minerales por un tubo

En el caso de la judía verde no se trata de un alimento que contenga mucha fibra. Contiene como toda verdura, pero no en los mismos niveles que otras. Pero por lo que debemos destacar a la judía verde es por su alto aporte mineral, sobre todo en potasio, ya que nos ofrece muy buenas cantidades, que nos ayudará a mejorar la respuesta muscular y nerviosa del organismo. Otros minerales que debemos destacar son el calcio, el fósforo, el hierro y el magnesio que se obtiene principalmente de la clorofila que se encuentra en la piel.

Vitaminas de origen vegetal

Tampoco hay que despreciar su aporte vitamínico. Sobre todo son destacables por su alto contenido en vitamina C, que nos ayudará a reforzar las defensas del organismo frente a las agresiones externas. Los folatos son otro de los nutrientes que nos aporta, ayudando así a la producción de glóbulos rojos y blancos. En menor cantidad encontramos vitaminas del grupo B como la B2 y la B6, necesarias para el correcto funcionamiento de tejidos y músculos del organismo entre otras cosas.

Numerosas posibilidades en la mesa

Lo bueno de este alimento es que nos permite prepararlo de diferentes maneras, pues se pueden presentar cocidas, al vapor, guisadas… Siempre pueden ser el perfecto acompañante de un plato principal, o se las puede acompañar a ellas con otro alimento como por ejemplo la patata… Lo importante es que aprovechemos la temporada y nos beneficiemos de sus propiedades, pues es ahora cuando las contienen íntegras.

Imagen | Jeremy Keith

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir