Compartir
Publicidad

Moras, la fruta del fin del verano

Moras, la fruta del fin del verano
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada de septiembre se aproxima la recta final del verano, pero a pesar de esto es una época en la que madura una de las frutas más completas que existen. Se trata de la mora, un fruto conocido por todos, pero que no tenemos demasiado en cuenta a pesar de ser una gran fuente de beneficios para el organismo.
 
Las moras, como su nombre indica, son un fruto de color morado que crece de forma casi salvaje en matas. Septiembre es el mes en el que estos frutos maduran  de forma natural y están listos para dotar a nuestro organismo de los importantes antioxidantes que contienen y  que tanto necesitamos para proteger a nuestro organismo del efecto de los radicales libres. Pero no solamente contienen estas sustancias, sino que son una buena fuente de vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.
 
Antes de nada debemos destacar el alto poder antioxidante de este fruto, concretamente contiene dos sustancias llamadas antocianina y pterostilbene. La antocianina es una sustancia que se encarga de dotar a las moras de su color característico. Se trata de un potente antioxidante que nos ayudará a mantener protegidas nuestras células frente al ataque de los radicales libres. Además, este antioxidante tiene un alto poder anti-inflamatorio que hace a la mora un aliado ante trastornos como la gota o la artritis.
 
El alto poder antioxidante de la mora hace que sea una fruta muy recomendable para la prevención del cáncer y mejorar el estado general de nuestro organismo. Concretamente las moras son conocidas por ser un aliado del buen funcionamiento del corazón. Concretamente su alto contenido en antioxidantes es el que ayuda a aumentar las cantidades de colesterol bueno que se concentran en el organismo, ayudando así a mejorar el funcionamiento de nuestro sistema circulatorio.
 
Este hecho, unido a la fuerte protección ejercida por los antioxidantes hace de las moras un alimento cardiosaludable. Además, tienen un efecto eliminador de grasas que evita la acumulación  de las mismas en las paredes de las arterias, evitando de esta manera que suframos arterosclerosis.
 
Junto a esto hay que destacar el alto aporte vitamínico que contienen las moras. Concretamente son ricas en vitamina C y E, ambas necesarias para el buen funcionamiento del organismo, ya que con la vitamina C conseguimos reforzar nuestro sistema inmunológico aumentando las defensas del organismo. La vitamina E es necesaria para el buen funcionamiento de los diferentes tejidos que componen nuestro organismo.
 
Un dato que tenemos que tener en cuenta es que las moras tienen un alto poder antibacteriano, por lo que consumir su zumo es muy beneficioso para eliminar bacterias de la boca causantes del sarro y del mal aliento. Por eso es importante que consumamos moras, y ya no solo las encontramos en esta época del año, sino que en muchos lugares están a la venta durante todas las estaciones.

Imagen | mrtruffle

En Vitonica | Las moras, ¡antioxidantes por un tubo!
En Vitonica | Conoce cuánta fibra hay en tu fruta preferida
En Vitonica | La dieta de los colores, una forma de mejorar nuestra salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos