Publicidad

21 días amaneciendo a las 4:30

21 días amaneciendo a las 4:30
24 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Un joven emprendedor portugués, Filipe Castro Matos, ha querido demostrar que no hay que seguir los cánones de la sociedad ni los horarios que se nos imponen, demostrando que siguiendo sus propios horarios es más productivo. Así que realizó el reto de despertarse durante 21 días amaneciendo a las 4:30.

Este joven decidió amanecer a esta hora y no más tarde, porque en su rutina habitual ya se despertaba sobre las seis de la mañana. Él es de ese tipo de personas que aprovecha más las horas del día para realizar sus actividades que las horas nocturnas.

Ventajas de amanecer tan temprano

Filipe Castro Matos, que así se llama este emprendedor portugués, es un hombre que no depende de nadie más que de sí mismo para subsistir y organizarse su tiempo, ya que, es autónomo y tiene la capacidad de poder cuadrar los horarios según le convenga.

Al despertarse tan temprano, destaca una serie de ventajas que le hicieron realmente ser más productivo, algunas de ellas son las siguientes:

  • Menor cansancio general: como era de esperar, Filipe es una persona que sigue unos hábitos saludables ya que, se alimenta de forma sana, hace ejercicio a diario y descansa correctamente. Al comenzar este reto, dice que su rendimiento en el gimnasio fue superior y además pudo dedicar más tiempo a sus entrenamientos debido a que se encontraba menos cansado a lo largo del día.
  • Mayor productividad en su trabajo: al despertarse tan temprano, pudo comenzar a responder correos electrónicos sin recibir respuestas inmediatas, lo que mejoró su productividad. Los que trabajen a diario con el correo electrónico saben a qué se refiere y es algo totalmente verídico, en muchas ocasiones, por el mero hecho de responder inmediatamente a todos los correos, nos volvemos más improductivos.
  • Dormía más tiempo: al contrario de lo que muchos pueden pensar, Filipe dormía más horas que con su antiguo horario ya que, para despertarse una hora y media antes de lo habitual, se iba a dormir dos horas antes. Él es de las personas que ha encontrado su tiempo óptimo de descanso y con solo seis horas puede superar su día a día. De esto ya hemos hablado alguna vez en Vitónica, no todas las personas tienen la necesidad de dormir 8 horas al día.

Además de lo comentado anteriormente, hay que destacar que Filipe pudo realizar este reto gracias a su buen estado de forma. Al tener un estilo de vida saludable, sus niveles de estrés eran siempre muy bajos, siendo capaz de conciliar el sueño rápidamente a pesar de irse a dormir dos horas antes de lo habitual.

Este reto fue un experimento bastante interesante que creo que vuelve a demostrar que no tenemos porqué seguir lo que nos impone la sociedad, aunque por desgracia en algunas ocasiones no nos quede más remedio.

Vía | Medium (información en inglés)

Imagen | Thinkstockphoto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios