Publicidad

Cambios drásticos del cine: Hugh Jackman (VI)
Vitónica

Cambios drásticos del cine: Hugh Jackman (VI)

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Retomamos nuestra serie de post sobre los cambios físicos que han sufrido algunos de los actores más famosos y consagrados del cine por exigencias del guión. Después de nuestra última entrada sobre el cambio que sufrió Tom Hanks para su papel en Náufragos, hoy nos toca el turno de Hugh Jackman.

El actor australiano es protagonista de esta entrada y no por un cambio físico para una película en concreto, sino por su notable evolución física en la taquillera saga de películas que protagoniza. Nuestro cambio drástico del cine de hoy es el de Huhg Jackman en Lobezno Inmortal.

El actor australiano siempre se ha caracterizado por lucir una buena base muscular, y en ello mucho tiene que ver, desde hace más de 20 años, su entrenador y preparador físico Mike Ryan, si bien tenemos que decir, en su contra, que tiene un tanto retrasado su tren inferior (puede ser también genético) con respecto al superior.

Su cambio físico desde que interpretó su papel en Los Miserables, hasta su puesta en escena en Lobezno Inmortal, es más que destacable. Para esta última parte de la saga X-Men, el actor tuvo que involucrarse cien por cien en preparar su cuerpo para conseguir lucir, la que probablemente, ha sido la mayor definición muscular del actor.

Si nos remontamos un año atrás, el actor tuvo que rebajar su peso en 6kg para el papel en Los Miserables, después de este film, y con el propósito de alcanzar su mejor físico para Lobezno Inmortal, Huhg Jackman se sometió a un duro entrenamiento y una estricta dieta para conseguir aumentar su peso en 12kg de masa magra.

Su entrenamiento

Jack

Como hemos comentado, Mike Ryan es el artífice de la preparación física de Lobezno. Sus entrenamientos, al igual que comentábamos en el caso de "The Rock" en su preparación para Hércules, comienzan casi de madrugada.

Según cuenta el entrenador, su filosofía es entrenar a primera hora de la mañana, ya que "según sugiere la ciencia", cosa que un servidor comparte completamente, los entrenamientos a primeras horas del día consiguen captar toda la intensidad que se busca, así que si había que rodar a las seis de la mañana, el entrenamiento empezaba a las cuatro.

Se iniciaba siempre con diez obligatorios minutos de ejercicio cardiovascular como calentamiento (mucho más inteligente que los 50' de The Rock), ya que, según Mike, nunca se puede empezar un entrenamiento de pesas sin un calentamiento cardiovascular previo.

El entrenamiento continuaba con ejercicios multiarticulares (como ya hemos repetido mil y una vez la clave del fitness) y después superseries por grupos musculares. El entreno era de cuatro días, con las siguientes agrupaciones: pecho y tríceps, pierna, espalda y bíceps, y hombro; centrándose sobre todo en el trabajo de pierna para intentar conseguir equilibrar su desequilibrio corporal del actor, pero esto creo que le va a costar mucho más de lo que piensa.

Podéis echar un vistazo a su entrenamiento de tronco inferior.

Los pesos en sus rutinas siempre eran elevados y siempre buscando el fallo técnico y muscular en su última repetición, según afirma su entrenador, la clave es la sobrecarga empujando a los músculos al fallo en la última serie, pero sin renunciar nunca a una buena técnica hasta esa última repetición.

Un total de cuatro días a la semana, con una duración de 90minutos al día, incluyendo el calentamiento, más una sesión pospesas de ejercicio cardiovascular moderado de 20min. De hecho, el actor ha mostrado a sus seguidores imágenes y vídeos de sus entrenamientos en su cuenta de Instagram.

Su plan de alimentación

Dieta hipercalórica, de unas 4000 kcal diarias, divididas en 6 comidas, además de ser hiperproteica, muy baja en carbohidratos y casi sin azúcares. Por la mañana, de madrugada, entrenaba prácticamente en ayunas, pues sólo tomaba un batido de proteínas antes de su entrenamiento, usando el desayuno como pos entreno.

“Cuesta demasiado trabajo verse así. La dieta es tan estricta que mi único vicio permitido es el café... pero sin azúcar. Mantener esta masa muscular y sobre todo la definición es muy desgastante”

Incluso para el rodaje de algunas escenas concretas y con el propósito de lucir la mayor definición muscular posible ante la cámara, el actor se abstenía de beber agua las 36 horas anteriores al rodaje, algo que a veces no funciona como uno quiere pero que visto lo visto a él le ha ido genial.

Como veis, una entrega física total por exigencias del guión!

Imagen | Lobeznoinmortal.es
Imagen | Instagram Hugh Jackman
Vídeo | YouTube
Vía | Coachmag.co.uk. Get Ripped Like Hugh Jackman

En Vitónica | Cambio drástico de Adrien Brodey
En Vitónica | Cambio drástico Robert de Niro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios