Compartir
Publicidad

Lucha contra la genética

Lucha contra la genética
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En muchas ocasiones nuestra genética se pone en contra de nuestra voluntad de mejora, en nuestro deseo de tener un cuerpo tonificado y bajo en grasa, y por muy bien que entrenemos, por muy bien que comamos, no mejoramos como debiéramos, pero desde Vitónica queremos motivarte por todos los medios a luchar contra la genética.

Sin duda alguna cuando nuestra genética nos da la espalda todos los objetivos que tenemos tanto a corto como a medio plazo pasan de un nivel de dificultad normal a un nivel de dificultad elevado, pero eso no quiere decir que tus objetivos sean imposibles, y que no seas realista en lo que te planteas.

Cuerpos polémicos

En algunos post nos sorprendemos con ciertos cuerpos que parecen hormonados pero quizá todo sea buena genética y que nosotros no las tengamos no nos hace ni mejor ni peor que a aquellos que la genética les sonrie, sino que si nuestro objetivo fuera el mismo que el de estas personas deberíamos de trabajar mucho más intenso o quizá recurrir a lo que nosotros creemos que ellos usan.

Cuando uno se inicia en el mundo de las pesas no hay que compararse con nadie, debemos aprender y experimentar con nuestro cuerpo y ver como reacciona este a los estímulos que les provocamos con un entrenamiento u otro, pero siempre siendo estrictos en la técnica, disciplinados en la dieta y constantes en el gimnasio.

Un ejemplo

Seguro que no seremos campeones del mundo pero siempre se puede llegar más lejos de lo que en algún momento llegarás a pensar. Hay cuerpos increíbles (vease a nuestro amigo Pacobull en la foto) que muchos habrán pensado nada más verle que posiblemente ha podido usar algo ilegal, pero lo mejor en no fijarse en el otro sino en uno mismo y en donde puedo mejorar para estar más a gusto conmigo mismo, pero sin obsesionarse.

pecho

Para conseguir el cuerpo de nuestro amigo Pacobull hay que ser muy muy meticuloso, su entrenamiento es intenso a más no poder, con una dieta estricta al milímetro, con comidas medidas y con tiempos exactos, sin desequilibrios, y sin embargo él se siente defraudado por la genética también puesto que dice que el abdomen inferior no consigue marcarlo (pero también hay que decir que ha sido campeón de España de PowerBall).

Todos nos quejamos, incluso alguien con un cuerpo tan trabajado como Paco de que nuestra genética no es buena en algún momento o grupo muscular, pero eso no le hace desfallecer sino año tras años lucha contra ella para conseguir un tren inferior más trabajado, y lo consiga o no el seguirá en sus trece.

En mi caso los gemelos no crecen por mucho que les haga y sin embargo, en ocasiones he conseguido marcarlos y definirlos, sin mucho volumen pero con mucho trabajo y paciencia, y en cuanto me despisto se esfuma todo el trabajo, pero eso no me hace desfallecer, les sigo dando su dosis de entreno intenso cada semana.

El legado que hace que cada cuerpo sea un mundo

La genética es nuestro legado tanto para bien como para mal, pero no hay que caer en lo fácil que es decir que mi genética es nefasta pues siempre habrá un caso peor que con mucha constancia y sacrificio habrá conseguido algo que tú también puedes conseguir, ¿por qué no? En este mundo nadie es más que nadie, tenlo claro, y aunque tus metas pueden no ser premiadas como las de otros.

No debemos renegar de algo que nos ha llegado hasta nosotros generación tras generación, algo que nos hace únicos, algo que nos hace especiales y sin igual, algo que hace que en este mundo del fitness exista una frase que rompe todos los esquemas y que no debemos jamás olvidar: cada cuerpo es un mundo.

Lo importante es ser realista con uno mismo

Como bien nos ha comentado nuestro compañero eduzgz “debemos tener siempre grandes logros pero que esos logros sean realistas”. Sin duda alguna debemos ser realistas e no recurrir a sustancias ilegales para conseguir metas ilógicas, pero aunque la genética te ponga la zancadilla sigue intentándolo, varía tu entrenamiento, cambia de método, de rutina, de deporte, de dieta o haz lo que haga falta pero nunca te detengas.

Conseguir los sueños a veces es muy complicado pero, desde mi punto de vista, luchar por ellos es sin duda el mayor de los triunfos, así que ni nada ni nadie te haga dejar de luchar por conseguir lo que quieras, se realista y como siempre decimos: constante, disciplinado y muy muy estricto.

Moraleja

La moraleja de un post de este estilo que lo único que busca es la motivación de todo aquel que en alguna ocasión se ha visto contra las cuerdas por la genética que le ha tocado, es que el objetivo real de un entrenamiento es exitoso si has dado en él todo lo que hayas podido sin compararte con nadie.

Imagen | wikimedia commons, PacoBull

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos