Compartir
Publicidad

Cinco trucos para no dejar de lado los buenos propósitos de septiembre

Cinco trucos para no dejar de lado los buenos propósitos de septiembre
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no hace su lista de buenos propósitos en septiembre? ¿Y quién puede levantar la mano y decir que en octubre los sigue manteniendo? Para que estos buenos propósitos de vida sana no se queden sólo en eso os dejamos algunos trucos que os ayuden en el camino hacia el éxito.

  • Motívate cada mañana: porque la motivación y la actitud positiva es nuestra mejor arma a la hora de mantener esos buenos propósitos, sobre todo al principio y hasta que los convirtamos en un hábito. La regla de los 21 días es fundamental para incluir una nueva rutina en nuestra vida diaria, así que durante este primer mes busca motivación dentro y fuera de ti: canciones, películas, fotos, amigos... Todo vale para mantenerte fuerte en esta primera recta.

  • Piensa en grande, actúa en pequeño: tanto en el cuerpo como en la mente. Podemos tener un propósito que signifique un gran cambio en nuestras vidas, pero debemos fragmentarlo en pequeñas metas que podamos alcanzar en poco tiempo para no perder esa motivación de la que hablábamos. Si lo que quieres es bajar 10 kilos, es mucho más práctico pensar en una meta sana y saludable de perder 2 ó 2'5 kilos al mes. Metas asequibles y realistas.

  • Copia la estrategia de alguien que ya lo consiguió: si bien cada cuerpo es un mundo y reacciona de forma diferente ante los estímulos, las estrategias a seguir para conseguir metas similares suelen ser las mismas. Localiza a alguien que haya conseguido lo que tú quieres lograr, estudia la estrategia que siguió y adáptala a tu vida. Cuando ya sabes qué es lo que tienes que hacer, llevarlo a cabo será mucho más sencillo.

  • No te pongas la zancadilla tú mismo: ya sabemos que tienes una fuerza de voluntad enorme, pero no hace falta que te pongas a prueba todos los días. Un ejemplo extremo: si tu objetivo es limitar tu consumo de chocolate, no decidas ir a visitar próximamente la fábrica de Nutella. Ponte las cosas fáciles, y no más difíciles todavía: si quieres comer más sano, compra comida sana. Si quieres hacer más ejercicio, deja preparada la bolsa de entrenamiento el día anterior. El día que te flojeen lasa fuerzas lo agradecerás.

  • Haz una pequeña inversión: lamentablemente aquello de money makes the world go round es bastante cierto, de modo que rascarte el bolsillo, en este caso por una buena causa, puede hacer que te comprometas de una manera más formal con tu objetivo. ¿Te quieres poner en forma? Apúntate a un gimnasio o contrata a un entrenador personal. ¿Quieres comer más sano? Puedes invertir en un horno o una plancha de cocina nuevos.

Con estos cinco truquitos estamos seguros de que llegaréis a buen puerto con todos vuestros objetivos. ¿Cuál es vuestro propósito saludable para este curso? ¿Tenéis algún truco para cumplirlo?

Imagen | Thinkstock
En Vitónica | Cinco pequeños cambios para comenzar el nuevo curso de forma más sana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio