Cuatro ideas para combatir el Blue Monday, el peor lunes del año

Cuatro ideas para combatir el Blue Monday, el peor lunes del año
3 comentarios

Hoy, tercer lunes de enero, es el Blue Monday: el peor lunes y el día más triste de todo el año. ¿De dónde ha salido esto? El cálculo para estimar el Blue Monday, bautizado así a raíz de una campaña de publicidad, tiene en cuenta varios factores como el tiempo atmosférico (generalmente malo para los que vivimos en el hemisferio norte), el cobro de los créditos de la época de Navidad, el hecho de que todavía no hemos cobrado la paga de este mes, y los dos factores que más nos interesan a nosotros: la falta de motivación y dejar de lado los propósitos de año nuevo.

¿Te van a decir también cómo tienes que sentirte un día concreto del año? Si el Blue Monday ha hecho mella en ti y te ves tentado de abandonar aquello que te habías propuesto el 1 de enero, te traemos cuatro ideas para combatir esta tristeza y falta de motivación y para aferrarte a tus objetivos. ¡Manda a paseo el Blue Monday!.

  • Motívate con música: una de las formas más efectivas de ponerte las pilas es a través de la música. Busca tu canción favorita, esa que te da energía y ganas de comerte el mundo, escúchala y baila a su ritmo. En nuestra selección de canciones míticas para entrenar puedes encontrar algunas ideas.

  • Haz una lista con todo lo que has conseguido desde el principio de año hasta ahora: ¿para qué sirve mirar atrás? Para ver todo lo que has logrado. Recuerda todos esos pequeños logros que has conseguido hasta ahora y no los tires por la borda solo porque alguien te diga que hoy es Blue Monday.

  • ¡Muévete!: el movimiento es la base del bienestar. Estamos diseñados para movernos, así que intenta no pasar de la cama al asiento del coche, del coche a la silla de la oficina, y de la oficina otra vez a la cama. Da un paseo, sal a correr, entrena... ¡sólo muévete!.

  • Planea una actividad original para hoy: no te limites a tu rutina y haz un plan especial, solo o acompañado, para disfrutar hoy. No tiene por qué ser nada grande: comienza a leer ese libro que tienes pendiente, visita una exposición o un museo, prueba un entrenamiento nuevo, visita a un familiar o amigo al que hace tiempo que no ves... Haz que este día sea especial.

Que no te digan lo que tienes que hacer o cómo tienes que sentirte: el Blue Monday se lo dejamos a aquellos que quieran creérselo.

Imagen | Thinkstock
En Vitónica | El camino del éxito: motivación en vena

Temas
Comentarios cerrados
Inicio