Hábitos de vida que entorpecen las articulaciones

Hábitos de vida que entorpecen las articulaciones
3 Comentarios

Las articulaciones son los puntos por los que nuestro cuerpo y sus diferentes partes pueden realizar movimientos mediante los cuales nos moveremos, ejecutaremos acciones, realizaremos deporte… Es importante que cuidemos las articulaciones para mantenerlas jóvenes y en perfecto estado durante más tiempo, ya que con el paso del tiempo terminan por desgastarse, perder movilidad o incluso lesionarse y quedarse tocadas de forma crónica. Por ello en Vitónica queremos ahondar más en este aspecto y ver algunos motivos por los que las articulaciones dejan de tener la movilidad que deberían.

Casi siempre cuando nos referimos a la movilidad limitada de las articulaciones del cuerpo lo que se nos viene a la mente son enfermedades como la artrosis degenerativa, la artritis… Pero no siempre éstas son las causantes del malestar articular y de las limitaciones que con el paso del tiempo tenemos en éstas. En la mayoría de los casos lo que sucede es que nuestros hábitos acaban por poder con ellas y hacerlas poco flexibles y ágiles.

Que el deporte es una buena manera de mantener nuestro cuerpo mucho más joven todos lo sabemos, pero a veces si nos pasamos los resultados pueden ser todo lo contrario. Es cierto que para mantener unas articulaciones en perfectas condiciones debemos mantener unos músculos fuertes, ya que nos ayudarán a mantenerlas reforzadas y en su sitio. Este punto todos lo sabemos, pero el problema reside en una hipertrofia muscular desmesurada que nos hará conseguir lo contrario, que la masa muscular sea tan grande y esté tan formada que apenas podamos mover las articulaciones como es debido.

Este hecho se da en personas que logran un gran desarrollo muscular que se sale de toda lógica y que hace que el volumen de los mismos sea tan grande que acaba limitando los movimientos haciendo que las articulaciones apenas puedan realizar su recorrido habitual. Es importante que para evitar esto en la medida de lo posible realicemos estiramientos para evitar, si no el aumento de masa muscular, sí la rigidez de las fibras que nos impiden aún más tener cierta movilidad articular.

Los excesos son lo peor para las articulaciones, y tanto el exceso de músculo como el de tejido adiposo las limitan bastante. La grasa ya sabemos que no es buena para la salud, y lo mismo para con las articulaciones. Cuando en el organismo tenemos altas dosis de grasa las articulaciones se terminan por resentir y perder parte de su movilidad, puesto que ésta las impide cumplir la función para la que están creadas. Por ello es esencial que mantengamos un equilibrio y que no entorpezcamos las articulaciones simplemente por cometer excesos innecesarios que ponen en riesgo nuestra salud.

Imagen | Toni Blay

En Vitonica | Consejos para no dañar las articulaciones al hacer senderismo
En Vitonica | Alimentos que pueden dañar nuestras articulaciones
En Vitonica | ¿Qué siginifica que una articulación cruja?

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio