Compartir
Publicidad

Los principales enemigos del sueño

Los principales enemigos del sueño
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un buen descanso es fundamental para que rindamos a lo largo del día. Dormir es un paso importante tanto para los que entrenamos y queremos lograr mejores resultados, como para todas las personas que quieren mantenerse sanas y en perfectas condiciones .La mejor manera de descansar es durmiendo profundamente de siete a ocho horas al día. A pesar de sabernos la lección, muchas veces existen otros factores que no nos permiten un buen descanso, por ello queremos hacer un repaso por los enemigos del sueño.

Seguro que más de una vez nos hemos levantado cansados, como si no hubiésemos dormido nada en toda la noche. Esto es debido a que no hemos descansado como deberíamos. Normalmente esta situación viene dada por los diferentes agentes que nos rodean y que son los que hacen que a pesar de estar dormidos no descansemos del todo.

La cama suele ser uno de los principales motivos por los que no descansamos como es debido, y es que es necesario que tengamos una cama y un colchón confortable que nos ayude a relajarnos y a eliminar las tensiones que el cuerpo adquiere día a día. Un colchón no debe ser ni muy duro ni muy blando, ya que tiene que adaptarse al cuerpo perfectamente y evitar que adoptemos posturas antinaturales que pueden resultar dolorosas al cuerpo, este hecho hará que constantemente nos estemos moviendo mientras dormimos sin lograr descansar del todo.

La televisión dentro del cuarto es otro de los problemas que nos impiden descansar con normalidad, y es que en contra de lo que muchos piensan, la televisión no es algo relajante, sino que más bien es un estimulante que nos impedirá conciliar el sueño de forma rápida, ya que nos mantendrá a la expectativa, por lo que tiene que estar fuera de la habitación. Algo similar sucede con el ruido que nos rodea. Para un correcto descanso es necesaria una calma total, ya que aunque no nos demos cuenta el ruido mientras dormimos nos impide llegar a tener un sueño profundo que es donde realmente descansamos. Para lograrlo es necesario insonorizar bien la habitación, y si no es posible usaremos tapones para dormir.

Otro de los enemigos del sueño son las grandes comilonas y el alcohol. Acostarnos con el estómago lleno y en pleno proceso de digestión es una de las mejores maneras de arruinarnos el descanso, ya que estaremos incómodos durante toda la noche y no dormiremos plácidamente. Algo similar pasa con el alcohol, ya que aunque parezca que nos ayuda a dormir no se trata de un sueño de calidad, puesto que no estaremos cómodos en toda la noche y nos estaremos moviendo constantemente, además de despertarnos de vez en cuando.

La práctica de ejercicio es un aliado del descanso, y es que practicar deporte moderado y de forma habitual nos ayudará a conciliar el sueño mucho más fácil cuando llega la noche, además de ayudarnos a descansar mucho más. Pero aquí hay que tener cuidado con practicar mucho ejercicio o hacerlo unas pocas antes de acostarnos, ya que nos activaremos demasiado y no podremos conciliar el sueño, ya que el metabolismo estará en plano momento de actividad.

Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de irnos a dormir, ya que muchas veces, aunque conciliemos el sueño no descansamos como es debido pues el sueño no es de calidad. Por ello es necesario que pongamos remedio a las cosas que nos apartan de un sueño placentero.

Imagen | carlosch

En Vitonica | Respetar las horas de sueño para que el corazón nos funcione bien En Vitonica | Principales beneficios de un descanso correcto En Vitonica | Pequeños trucos para dormir mejor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos