"No me he saltado ningún entrenamiento, pero no pierdo peso": estas son las posibles causas
Wellness

"No me he saltado ningún entrenamiento, pero no pierdo peso": estas son las posibles causas

En primer lugar, hay que recordar que perder peso es un proceso que no ocurre de manera lineal, sino que tiene altibajos. Además, es un proceso que depende de que termines gastando mas calorías de las que ingieres, así que tendremos que centrarnos especialmente en controlar estos dos factores de distintas formas.

Hay que recordar que perder peso no es lo importante, lo importante es perder grasa y cómo te veas en el espejo.

Qué haces fuera del gimnasio

Lo que haces la hora que entrenas en el gimnasio es muy importante, pero os aseguramos que lo que se hacen las 23 horas restantes es mucho más. Si durante el día no te mantienes activa y únicamente vas al gimnasio, puede que no estés gastando suficientes calorías como para generar ese déficit calórico que te permita perder grasa corporal. No podemos considerarnos activos si vamos al gimnasio todos los días, pero os aseguramos que una hora de entrenamiento al día está muy lejos de haceros una persona físicamente activa.

Hacer cambios muy bruscos en tus hábitos

Algo que es muy importante, es que hay que tener una buena relación con la actividad física y con la alimentación. Es preferible seguir un plan de entrenamiento o dieta, que quizás sea un poco más permisiva y que os haga disfrutar de la alimentación, que un programa de entrenamiento que os vuelva locos y que al final genere una ansiedad que después llevará a un efecto rebote.

Un problema que hay muchas veces, es que a pesar de que se consiga que las personas pierdan peso, más adelante no siguen entrenando o dejan de comer bien, por lo que recuperan el peso perdido o incluso ganan más de lo que tenían en un primer momento, por lo que hay que intentar es evitar las recaídas teniendo en cuenta que los cambios muy bruscos en los hábitos, no son siempre la mejor opción.

Istock 487718626

No pain no gain

Algo muy importante a entender, es que no es necesario entrenar hasta el agotamiento. Puede ser una buena opción en determinados casos, pero tu cuerpo es capaz de soportar el estrés que supone el deporte, adaptarse a él y recuperarse efectivamente solo hasta cierto punto.

Esto quiere decir que todos tenemos un umbral de esfuerzo mínimo necesario para conseguir resultados y un límite de esfuerzo tolerable, por encima del cual, los resultados se ven comprometidos.

Consiste en que escuches a tu cuerpo y sepas cuánto necesitas entrenar para progresar y cuanto es demasiado.

Obsesionarte con la báscula

Otro error que puedes estar cometiendo, es estar muy pendiente de la báscula. La báscula solo tiene en cuenta una variable, y es el peso total. No tiene en cuenta si el día anterior comiste más carbohidratos, por lo que hayas podido retener algo más de peso en forma de agua, no tiene en cuenta si has ganado masa muscular por el deporte, no tiene en cuenta si estás estresado, y por eso estás reteniendo líquidos, etc.

Lo importante es que vayas mejorando en el deporte, que te sientas mejor al verte en el espejo y que disfrutes haciendo ejercicio y comiendo bien.

bascula

No ser constante

Todos los esfuerzos que se hagan en mejorar tu manera de comer y tu desempeño deportivo, os aseguramos que no van a tener ningún sentido si no sois constantes, ya que la pérdida de grasa no es un proceso rápido que ocurra de la noche a la mañana, sino que lleva tiempo y compromiso en el 100% de los casos, y si alguien dice lo contrario, os sugerimos que desconfiéis.

No considerar calorías

En los últimos años, se ha empezado a hablar mucho de que la comida real es la clave y muchas personas han empezado a pensar que por el mero hecho de comer comida real, ya pueden perder peso.

Esto es falso y muy lejos de la realidad. Comer comida real es importantísimo, pero hay que entender que las calorías importan muchísimo y, de hecho, puedes ganar peso comiendo comida real. Lo que determina que se gane o pierda peso, es el balance calórico.

Se puede perder peso sin contar calorías, pero es verdad que contarlas, es una estrategia que permite conocer la cantidad de calorías que se consumen a lo largo del día de manera realista y precisa.

En Vitónica | Diez errores comunes que cometes en el gimnasio y que no te permiten progresar

En Vitónica | Los errores más habituales que cometemos en el entrenamiento y nos dificultan avanzar

Imágenes | IStock

Temas
Comentarios cerrados
Inicio